Pasar el tiempo libre con los niños

Las obligaciones y ajetreos de la vida moderna hacen que los padres no dispongan de muchos momentos de tiempo libre para sus hijos. Es esencial para los niños pasar estos ratos de ocio con sus padres, por ello, con un poco de organización podrán disfrutar de nuestra compañía, recibir nuestro cariño y, además, contribuirá de forma positiva en su aprendizaje y desarrollo.

Saber cómo organizarse es cuestión de práctica y constancia. Se debe aprender a rentabilizar las horas, que la jornada laboral nos deja, con el fin de sacar el mayor provecho posible. Lo importante para los pequeños es la calidad del tiempo que los adultos pasan con ellos y no la cantidad. Hay que transformar el tiempo libre que pasamos con ellos en tiempo de calidad.

Pasar tiempo libre con los niños fomenta la relación interpersonal e interviene en su desarrollo personal. Los pequeños crecen y el tiempo que no se pasa con ellos no se recupera. Aprovecha el día de hoy, determinados momentos y experiencias no volverán.

Beneficios para el niño de pasar tiempo libre con sus padres

- El tiempo que los niños pasan con sus padres ayuda a estrechar su relación y los lazos.

- Reafirma la posición del niño en el núcleo familiar.

- Refuerza su autoestima y desarrollo personal.

- Mejora la capacidad de absorber los valores que queremos inculcar en ellos.

- Mejora su percepción entre lo que está bien y lo que está mal.

Qué podemos hacer para que el tiempo libre sea de calidad

- Aunque te encuentres frente a una gran lista de recados por hacer, comparte esos momentos con los más pequeños. Llévales a hacer la compra contigo o deja que te ayuden en las tareas de la casa.

- Organiza tu horario y crea un apartado único y prioritario para pasar tiempo con los niños.

- Ten una comunicación constante con los niños, si no te encuentras con ellos puedes preguntarles cómo están o qué han hecho en el cole mediante una llamada.

- En los momentos de tiempo libre con tu familia dedícate exclusivamente a eso. Olvídate del trabajo y de las preocupaciones de la vida laboral. Disfruta del momento con los niños.

- No es necesario que cada día se convierta en un día especial. Jugar con ellos, leerles un cuento, contarles alguna historia o anécdota familiar Son pequeñas cosas que hacen cada momento especial.

Noelia de Santiago Monteserín

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.