Actualizado 16/04/2021 11:35 CET

Aumenta el tiempo que los padres dedican a sus hijos

Un estudio revela las razones por las que dedicamos más tiempo a la familia
Un estudio revela las razones por las que dedicamos más tiempo a la familia - ISTOCK

La pandemia de coronavirus ha cambiado la vida de muchas familias. En el terreno laboral, el teletrabajo, los ERTES y el paro, en algunos casos, ha ofrecido tiempo a los padres para estar más tiempo en casa con sus hijos.

Esta marcada tendencia que palpamos hoy en la sociedad y en las familias que nos rodean no es un hecho puntual, sino que ya se veía hace una década como reflejan los datos de este estudio.

La investigación, publicada por El Observatorio Social de laCaixa, ha analizado las tendencias sobre el tiempo dedicado a los cuidados de los hijos por padres y madres comparando años de bonanza económica (2002) con años de recesión económica (2010). Los resultados muestran que, con respecto al 2002, en el 2010 se produjo un importante aumento del tiempo que las madres y, más aún, los padres dedicaron a sus hijos.

Por otra parte, se advierte una marcada reducción, en este período, de la brecha de género en los cuidados en parejas con hijos menores de tres años. No obstante, la brecha de género en los cuidados todavía continúa abierta.

Puntos clave

1. Los hombres piden excedencias laborales para cuidar a sus hijos más cortas que las que solicitan las mujeres: en el 2008, apenas el 13,1% de los hombres se acogieron a una excedencia de más de seis meses, mientras que la mitad de las mujeres la extendieron más allá de este período.

2. En comparación con los datos del 2002, durante la crisis económica iniciada en el 2008 aumentó el tiempo que los padres y las madres dedicaron al cuidado de sus hijos, tanto a sus cuidados físicos (13 minutos más de media, los hombres; 4 minutos más, las mujeres) como a los relacionados con la educación (7 minutos más de media, los hombres; 9 minutos más, las mujeres).

3. La brecha de género en los cuidados físicos de los hijos se redujo durante la crisis económica. Esta reducción fue especialmente evidente entre los progenitores sin empleo remunerado durante la recesión. Si con anterioridad a la crisis, las madres en paro dedicaban a sus hijos una hora más diaria que los hombres en una situación similar, durante la crisis la diferencia era solo de media hora de promedio.

4. La reducción de la brecha de género en los cuidados físicos de los hijos fue más pronunciada entre los progenitores con niños menores de tres años. El tiempo medio que los padres destinaron a los cuidados físicos de sus hijos, en la franja de edad de 0 a 3 años, aumentó en un 30%, mientras que el de las madres se redujo ligeramente.

5. La mayor parte del aumento del tiempo de cuidado por parte de los padres (entre el 58% y el 62%) se atribuye a cambios en sus características, es decir, a que tenían mayor nivel educativo y estaban más afectados por el desempleo. El 38-42% restante se puede atribuir a cambios en el comportamiento y en las actitudes hacia las tareas de cuidados por parte de los hombres.

Razones del aumento del tiempo dedicado por los hombres al cuidado de sus hijos

Este incremento del tiempo de cuidados por parte de los hombres se debe a una combinación de factores: en primer lugar, a cambios en las características de los propios padres (con mayor nivel educativo y más afectados por el desempleo); en segundo lugar, en mucha mayor medida, se atribuye a cambios en el comportamiento y las actitudes de los hombres hacia las tareas de cuidados.

No obstante, cabe remarcar que la brecha de género en los cuidados físicos (tareas que no admiten flexibilidad temporal, por lo que afectan más negativamente al desarrollo de carreras laborales) todavía continúa abierta.

Tomás Cano. Universidad Goethe de Fráncfort y Universitat Pompeu Fabra

Te puede interesar:

- Ahorra tiempo en casa: cómo sacar más minutos de felicidad en familia

- El sentimiento de culpa: ¿qué hacer cuando nos sentimos culpables?

- Qué pasa cuando no tenemos tiempo de estar con nuestros hijos

Contador