Actualizado 05/06/2024 10:22

Campamentos de verano: agotadas las plazas

Campamentos de veranoCampamentos de verano - ISTOCK

Con la llegada del verano, muchos padres buscan alternativas para que sus hijos disfruten de sus vacaciones de una manera activa y enriquecedora. Una de las opciones más populares son los campamentos de verano, que año tras año registran una alta demanda. Este 2024 no ha sido la excepción, y muchos campamentos ya han colgado el cartel de "plazas agotadas" mucho antes de lo esperado.

Cada año, numerosas familias deciden cada año inscribir a sus hijos en campamentos de pernocta o urbanos. Se calcula que los campamentos de verano asumen un volument estacional de tres millones de participantes anuales y por tanto se trata de un recurso vacacional y de conciliación familiar esencial, totalmente consolidado en el contexto social.

¿Qué factores están detrás de este fenómeno?

1. Regreso a la normalidad post-pandemia
Tras varios años de restricciones debido a la pandemia, los padres y los niños están ansiosos por recuperar la normalidad. Los campamentos de verano ofrecen la oportunidad perfecta para que los niños se reconecten con la naturaleza, socialicen con otros niños de su misma edad y participen en actividades físicas y creativas. Esta vuelta a la normalidad ha impulsado una demanda sin precedentes.

2. Beneficios para el desarrollo infantil
Los campamentos de verano no solo son una fuente de diversión, sino que también son reconocidos por sus beneficios para el desarrollo infantil. Proveen un entorno donde los niños pueden desarrollar habilidades sociales, aprender a trabajar en equipo, y adquirir independencia y confianza en sí mismos. Estos beneficios han llevado a muchos padres a priorizar la inscripción de sus hijos en campamentos, agotando rápidamente las plazas disponibles.

3. Diversificación de la oferta
La oferta de campamentos de verano se ha diversificado considerablemente en los últimos años, abarcando una amplia gama de intereses y actividades. Desde campamentos deportivos y artísticos hasta los centrados en la ciencia, la tecnología o la ecología, hay opciones para todos los gustos. Esta diversificación ha aumentado el atractivo de los campamentos para un mayor número de familias, contribuyendo a la saturación de las plazas.

4. Flexibilidad y adaptación
Muchos campamentos han adaptado sus programas para ser más flexibles y accesibles. Ofrecen opciones de campamentos diurnos, residenciales y virtuales, permitiendo que más familias encuentren una opción que se ajuste a sus necesidades y horarios. Esta adaptabilidad ha ampliado el mercado potencial y ha llevado a una mayor demanda.

5. Búsqueda de alternativas educativas
Algunos padres buscan en los campamentos de verano una alternativa educativa que complemente el aprendizaje escolar. Los campamentos temáticos, en particular, ofrecen experiencias educativas prácticas y estimulantes que no siempre están disponibles en el aula tradicional.

Consejos para padres: ¿qué hacer si las plazas están agotadas?

En las fechas en la que estamos, las plazas libres de campamentos de verano suelen ser ya “objetos preciados” pero, cada año, los profesionales que prestan estos servicios, hacen lo imposible para ampliar plazas y reducir listas de espera, siempre garantizando el cumplimiento tanto de las normativas como de la seguridad física y emocional de sus participantes.

Según explica Covadonga Berjón, portavoz de prensa ANEACAMP, la Asociación Nacional de Empresas de Actividades y Campamentos: “frente al actual paradigma de ocio digital para jóvenes, trabajamos activamente en el reconocimiento del sector como alternativa lúdico educativa relacionada con el deporte, la creatividad y la convivencia. En definitiva, en la puesta en valor de nuestros servicios como recurso de protección de la infancia y apostando por la inclusión efectiva de todos los niños y jóvenes en las actividades al aire libre”.

Inscripción anticipada. La clave para asegurar una plaza a tus hijos en un campamento de verano popular es la planificación y la inscripción temprana. Muchos campamentos abren sus inscripciones con varios meses de antelación.

Listas de espera. Si un campamento está lleno, pregunta si tienen una lista de espera. Las cancelaciones de última hora pueden liberar algunas plazas.

Valorar otras opciones. No te desanimes si tu primera opción está agotada. Hay muchos campamentos excelentes que, aunque quizas no sean tan conocidos, seguramente ofrecen experiencias igualmente valiosas.

Iniciativas cercanas. Los colegios, los centros comunitarios y los clubes deportivos también tienen programas de verano para los niños y ofrecen experiencias enriquecedoras.

En resumen, la demanda de campamentos de verano está en auge debido a una combinación de factores sociales, educativos y de desarrollo. Aunque esto ha llevado a la rápida saturación de plazas, existen múltiples estrategias y alternativas para asegurar que los niños puedan disfrutar de un verano activo y enriquecedor. La planificación anticipada y la flexibilidad son claves para aprovechar al máximo estas oportunidades.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar: 

- Campamentos: 8 claves para ser si tus hijos están preparados

- Dormir fuera de casa por primera vez, consejos para decidirse

- 1 de cada 4 familias lleva a sus hijos a un campamento de verano

- 4 beneficios de dormir fuera de casa

Contador