Actualizado 16/02/2018 13:25:34 +00:00 CET

Los padres de hijos con cáncer podrán pasar las 24 horas junto a ellos en la UCI

Los niños hospitalizados con cáncer podrán permanecer junto a sus padres.
ISTOCK

Ningún padre quiere que sus hijos atraviesen situaciones duras, pero si son inevitables, todos ellos querrían estar junto a sus niños. Además, en determinados contextos, la presencia paterna ayuda a que los más pequeños se tranquilicen en entornos que provocan miedo como los hospitales. Por ello, la victoria de la Federación de Española de Padres Niños con Cáncer no deja de ser una buena noticia.

Tras 6 años de lucha, Niños con Cáncer ha conseguido que todos los Hospitales con Unidades de Cuidados Intensivos Pediátricos (UCIP) permitan el acompañamiento de los padres las 24 horas del día. Una noticia que permitirá estos pacientes puedan tener cerca a sus parientes más queridos para brindarles todo el apoyo necesario en estas situaciones tan difíciles.

Reducción del dolor

Desde Niños con Cáncer se destaca el principal beneficio de esta noticia: la reducción del dolor en estos pacientes pediátricos. Habitualmente quienes padecen esta enfermedad deben ser ingresos de manera prolongada en los centros hospitalarios. Dentro de ellos a menudo se someten a terapias y pruebas invasivas que pueden hacer que sienta grandes molestias.

Si a esto se le añade la separación de sus padres, el dolor del niño aumenta al sentir que las personas en las quien más confía no están presentes en estos momentos tan difíciles. Gracias a la presencia paterna, los pacientes de cáncer infantil se sienten con menos ansiedad y muestran mejor estado de ánimo en su día a día dentro de un entorno tan difícil para un niño como es el hospital.

Por otro lado, Niños con Cáncer destaca que la flexibilidad en este asunto permitirá que los padres puedan organizar mejor los turnos para que el pequeño nunca se quede solo en el hospital y ellos puedan cumplir con sus obligaciones laborales. En palabras de esta Fundación, la noticia supone un gran avance en la inclusión de la figura familiar en las terapias médicas, en este caso de una enfermedad tan grave como es el cáncer.

Beneficios de la presencia paterna

La declaración de Niños con Cáncer no es la primera que se hace eco de los beneficios de la presencia paterna en el hospital junto a sus hijos con cáncer. El servicio de Anestesiología y Reanimación. Hospital Universitario Doctor Peset, en Valencia, también indica los efectos terapéuticos de esta compañía durante la estancia de un menor en uno de estos centros.

Los resultados de uno de sus trabajos indicaron, tras analizar un total de 40 niños divididos en dos grupos de 20, se encontraron diferencias estadísticamente significativas en la calidad de la inducción anestésica, con un efecto más tranquilizador en el caso de los menores que habían sido acompañados por sus padres.

Desde la Asociación Española de Pediatría también se destacan otros beneficios de la presencia paterna como la disminución del miedo y la ansiedad del niño y el fin a la angustia por separación. Una experiencia menos dolorosa y desagradable normalmente facilita futuras intervenciones. Si el menor está más tranquilo, habrá más fácil la colaboración y el sanitario podrá centrarse mejor en el procedimiento mientras el familiar ayuda a tranquilizar y consolar al niño.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Principales errores de los padres cuando los niños se ponen enfermos

7 errores que cometen los padres con un hijo enfermo

- ¿Cómo aliviar el dolor en niños? Claves y analgésicos

- El miedo a la bata blanca del pediatra en los niños