El permiso de paternidad se ampliará a 8 semanas en 2019

El Gobierno promete 8 semanas de baja a partir de enero de 2019
ISTOCK

La búsqueda de un permiso de paternidad igual al de la madre es una de las luchas de las familias desde hace mucho tiempo. Conseguir que el padre pueda hacerse cargo de su hijo, y de este modo extender el periodo en el que pequeño tiene a alguien en casa para recibir cuidados es un objetivo que poco a poco se está consiguiendo. Desde el 5 julio esta excedencia laboral es de 5 semanas.

Tiempo que se extenderá hasta las 8 semanas en 2019. Así lo ha confirmado Magdalena Valerio, ministra de Trabajo y Seguridad Social, en un reciente desayuno informativo. Es decir, con la entrada en vigor de esta expansión, los bebés nacidos a partir de este momento podrán contar con la presencia de sus padres durante un tiempo de hasta 24 semanas.

2021, el año de la equiparación

Como se ha dicho, el objetivo es la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad. La subida a 8 semanas no es sino otro paso más en pos de esta meta. ¿Cuándo se producirá tal momento? De acuerdo con el calendario propuesto por el Ejecutivo será en 2021 cuando la sociedad pueda ver cómo ambas bajas quedan igualadas en 16 semanas.

Si se sigue esta hoja de ruta, en 2019 se alcanzarán las 8 semanas de permiso de paternidad, para el 2020 de 12 y ya en 2021 de 16. Esta baja será intransferible, pero según ha adelantado Mertixell Batet, ministra de Política Territorial y Función Pública de España, tendrán que ser ininterrumpidas e inmediatamente posteriores a la fecha del parto, adopción o acogimiento.

Ya de cara al futuro, cuando se consigan las 16 semanas iguales, las 12 posteriores a las 4 primeras no podrán ser simultáneas entre el padre y la madre, y serán ininterrumpidas, a las semanas siete a dieciséis del permiso por parto, o a las semanas cinco a la dieciséis del permiso por adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento, del otro progenitor.

Permiso de paternidad y conciliación

La implementación de este permiso de paternidad también traerá consigo una mejora en la conciliación de la vida familiar y laboral de la madre. Hacer que este tiempo de baja para los padres ascienda hasta las 16 semanas permitirá que el cuidado del niño pueda ser cosa de ambos y que la mujer pueda incorporarse a su puesto de trabajo con la confianza de que su marido queda vigilando al pequeño.

Si bien no hay que olvidarse de la importancia que tiene para el bebé algunos asuntos como por ejemplo la lactancia a demanda durante sus primeros meses, tampoco hay que negar que el padre puede aportar su granito de arena a la hora de hacerse cargo de sus propios hijos.

Por otro lado, la expansión del permiso de paternidad no debe ser la única medida adoptada por la Administración. También deben protegerse los derechos del trabajador para evitar que solicitar esta baja suponga miedo en los mismos. Algunos hombres sienten pavor a la hora de realizar esta petición a sus jefes ya que creen que esto podría suponer su despido. Hay que normalizar la visión del progenitor quedándose en casa mientras se hace cargo de su pequeño.

Damián Montero

Te puede interesar:

- La paternidad como fuente de felicidad

- El retraso de la paternidad en las parejas

El permiso de paternidad genera temor en el 30% de los padres

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.