Más del 70% de los adolescentes reconoce prestar más atención de la necesaria a sus móviles

Las nuevas tecnologías suponen una gran distracción apra muchos adolescentes.
Las nuevas tecnologías suponen una gran distracción apra muchos adolescentes. - ISTOCK

Las nuevas tecnologías se han convertido en unos acompañantes de nuestro día a día. Pantallas, smartphones, tablets, y un largo etcétera han aparecido para hacer nuestro día a día más fácil. Sin embargo, no es difícil traspasar la línea entre el uso correcto y el abuso de estos dispositivos.

Sobre este tema se ha interesado la Fundación Aprender a Mirar. Todo ello a través de una iniciativa #MiVidaEsTuya, una campaña en la que pretende hacer hincapié en las nuevas relaciones sociales caracterizadas por una fuerte presencia de las tecnologías de comunicación.

Nuevas fórmulas de relacionarse

El uso de los teléfonos móviles y la tecnología en general en los adolescentes se ha incrementado hasta generar una alta dependencia. Muchos de ellos están anulando su propia vida y, poco a poco se la están entregando a los dispositivos que usan. Evidentemente, usar cualquier tipo de nueva tecnología no es malo en sí mismo. Pero debemos vigilar si esa relación la estamos llevando demasiado lejos.

Hay que tener en cuenta que el abuso puede llevar a la dependencia y esta, a su vez,a generar ciertos problemas. En este contexto, los adolescentes se consideran más infelices a causa de las nuevas tecnologías y las terapias de adicción al móvil se han disparado un 300% Incluso 9 de cada 10 adolescentes disponen de entre dos y cinco dispositivos digitales personales.

Por otro lado, un 80% de los adolescentes reconoce que hace un "uso muy habitual e intensivo" del teléfono y un 72,4% admite que lo "mira constantemente" Ante esta situación Sonae Sierra ha decidido colaborar con la Fundación Aprender a Mirar y lanzar la campaña "Mi vida es tuya". Su objetivo es concienciar sobre los malos usos de las nuevas tecnologías, sus consecuencias y promover un uso responsable.

Señales de alerta

Como se ha visto, el abuso de las nuevas tecnologías se ha convertido en un problema para muchos jóvenes. En este punto, la misión de los padres es la de vigilar el comportamiento de los adolescentes para detectar señales de alerta:

- ¿Duermen con el móvil al lado y las notificaciones activadas?

- ¿Antes de dormir aprovechan para estar con el móvil y se acaban acostando más tarde de lo previsto?

- ¿Lo primero que hacen por la mañana es mirar el móvil?

- ¿Se llevan el móvil al baño?

- ¿Si se dejan el móvil en casa vuelven a por él?

- ¿Sus amistades, pareja o familia te han llamado la atención por estar con el móvil?

- ¿Sienten intranquilidad cuando no tienen tu teléfono cerca?

- ¿Caminan mientras está pendiente de tu pantalla?

- Cuando tienen tiempo libre ¿acaban invirtiéndolo en el móvil en vez de hacer otras actividades que tenías pensadas?

- ¿Se lleva el móvil a otra habitación cuando te mueves por casa?

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo proteger a los hijos de los peligros de internet

- Casi un millón de jóvenes en riesgo de adicción a internet

- Niños y nuevas tecnologías: cómo aprovechar su potencial de aprendizaje

- Internet segura: recíclate con tus hijos

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.