Aprende a hablar en público

Aprende a hablar en público
THINKSTOCK

¿Quién no se pone nervioso cuando tiene que hablar en público? Desde luego, no es una situación cómoda y ante la atención de los demás, nos invade el pánico a hacer el ridículo, a no saber qué decir o a que nos traicionen las palabras. Sin embargo, expresarnos ante los demás de forma correcta está al alcance de todos y con un poco de esfuerzo, podemos lograrlo.

A la hora de aprender a hablar en público, a la gente le preocupa atascarse, quedarse en blanco, hacer el ridículo, no saber qué hacer con las manos, etc.

Para superar este miedo, existen unos sencillos pasos que seguir para aprender a hablar en público, y que lo que parecía un mal momento pase a ser algo satisfactorio e incluso divertido.

Básicos para hablar en público

- Cómo empezar y cómo terminar, así como ajustarnos al tiempo que se nos da.

- Ser directos con lo que queremos transmitir. Si nos vamos por las ramas o queremos contar todos los detalles, podemos alargarnos en exceso y aburrir a la audiencia. Por lo tanto, hay que precisar lo que queremos decir y transmitir al hablar en público.

- Aportar una pequeña dosis de interpretación para resultar convincentes y captar la atención de la audiencia. Tenemos que definir cómo queremos transmitir el mensaje.

Preparativos para hablar en público

Reunir el material necesario para la presentación es una actividad esencial y hay que empezar a hacerlo cuanto antes. Obtener información acerca del tema que vamos a tratar no es complicado, ya que contamos con abundantes fuentes de documentación a nuestro alcance, además del material propio del que podemos disponer. Lo difícil es ordenar la información, así como distinguir lo que es prescindible de la información que realmente tiene valor para el público. Por otra parte, informarte a fondo es muy importante no sólo de cara a la preparación del tema, sino también para saber responder a las preguntas que pueden plantearnos nuestro público.
A continuación, toca estructurar los contenidos. Una estructura sencilla y clara es la mejor manera de evitar que el público se pierda tratando de comprender lo que decimos.

Puntos clave para desarrollar un discurso

- La introducción. Hay que intentar empezar con buen pie y de manera interesante para captar la atención del público desde el principio.
- La argumentación lógica. Necesaria para que los oyentes entiendan perfectamente el tema del que se está hablando.
- La conclusión o pequeño resumen final. Una gran ayuda para el público.

Los nervios antes de hablar en público

Los nervios son el peor enemigo con el que se enfrentan casi todos los oradores poco experimentados. Son difíciles de "curar", pero podemos superarlos poco a poco.

Estar nervioso es algo completamente normal y les ocurre a todas las personas que tienen que presentarse ante una audiencia. Sin embargo, los nervios tienen una gran ventaja: nos ayudan a dar lo mejor de nosotros mismos, lo que nos aporta ganas de triunfar y de hacer un discurso impecable.

Por otra parte, a la hora de aprender a hablar en público, debemos controlar la forma de hablar para no atascarnos, lo que nos puede producir más nerviosismo. Para ello:  

-   Procura no hablar a toda prisa. Si hablas deprisa, la audiencia notará que estás nervioso. Intenta hablar con la misma normalidad que cuando estás con gente de confianza.
-   No temas a quedarte por un momento en silencio. No estás obligado hablar a chorros y sin tregua. Si necesitas pararte para situarte bien en el tema, no dudes en hacerlo.
-   Tampoco tienes que decir las cosas con la máxima perfección semántica. Si te atascas con una frase que puede ser muy retorcida, trata de expresarla de la manera más sencilla posible.

Teresa Pereda

Te puede interesar:

- Trucos para hablar en público

- Los beneficios de aprender asertividad para los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.