'Vamping', cuando las nuevas tecnologías quitan el sueño a los jóvenes

Las nuevas tecnologías están alterando los hábitos de sueño de los adolescentes.
Las nuevas tecnologías están alterando los hábitos de sueño de los adolescentes. - ISTOCK

Tras el "buenas noches" lo habitual es que todos los miembros de un hogar se vayan a la cama para conciliar el sueño y beneficiarse de un descanso reparador. Sin embargo, las nuevas tecnologías han variado esta rutina y muchos, al llegar a la cama, en lugar de dormir revisan las pantallas de sus móviles para mandar mensajes, visualizar vídeos o cualquier otra actividad relacionada con la navegación por internet.

Una actividad que los profesionales de la Asociación Española de Pediatría y Atención Primaria, AEPap, han denominado como 'vamping'. Un nombre que refiere a la vida nocturna que los usuarios de estos dispositivos tienen y que en la mayoría de casos termina alterando los hábitos de sueño de sus usuarios. Por ello, se recomienda a los padres que vigilen el uso de las nuevas tecnologías que realizan sus hijos.

¿Qué es el 'vamping' y cómo afecta?

Los profesionales de AEPap definen el 'vamping' como la práctica que consiste trasnochar para seguir conectado a internet redes sociales. Un término que, como ya se ha dicho, hace referencia a las películas de vampiros y al hecho de no poder dormir por la noche. Aunque cualquier usuario de las nuevas tecnologías es susceptible de ser víctima, es más común en los jóvenes.

Artículo relacionado:
- Nomofobia, vamping y phubbing: del problema a la cura

Esta práctica se relaciona con la dependencia que generan las nuevas tecnologías en los más jóvenes y que al igual que en otras puede producir ansiedad, nerviosismo, irritabilidad, aislamiento social. 

La falta de sueño y descanso provoca en las personas un deterioro en varias dimensiones de tu vida diaria.

Por ello, la necesidad de seguir conectado aumenta, por ello incluso el momento que en principio debería dedicarse a dormir, se invierte en seguir en línea.

Cambia la relación con tus padres y hermanos, con los amigos, profesores. Te faltan de horas de sueño. Peor rendimiento escolar. Cansancio, insomnio, dolores de cabeza, dolores musculares y calambres, depresión, etc. Además, existe más riesgo de ser víctima de ciberbulling, grooming y sexting.

La importancia de los horarios

Para evitar este abuso de internet y las nuevas tecnologías, se recomienda establecer un horario para el uso de estas pantallas:

- Los padres deben formarse e informarse para educar a sus hijos en un uso responsable. Sea un modelo para ellos.

- Establecer normas y poner límites. No permitir el uso de videoconsolas, tabletas, ordenadores, smartphones antes de los 2 años. Por la noche y durante las comidas guárdelas en un lugar común, respetando los momentos de comunicación familiar y el descanso.

- Mantener una buena comunicación con su hijo. Prestar atención a cambios físicos, emocionales o del comportamiento que denoten esta adicción.

- Ante una sospecha o certeza de situaciones de riesgo, hay que actuar siempre de forma inmediata.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo proteger a los hijos de los peligros de internet

- Casi un millón de jóvenes en riesgo de adicción a internet

- Niños y nuevas tecnologías: cómo aprovechar su potencial de aprendizaje

- Internet segura: recíclate con tus hijos

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.