Lactancia materna, ¿qué hay de cierto en lo que has escuchado hasta ahora?

Mitos y verdades sobre la lactancia.
ISTOCK

Traer un hijo al mundo es una experiencia maravillosa. Pero no se puede negar que la maternidad es un proceso que genera muchas dudas, en especial cuando se es primeriza. Libros, habladurías, programas de televisión, en todas estas plataformas la mujer puede escuchar varias visiones sobre aspectos que tendrá que manejar una vez que el niño llegue a este mundo.

Demasiada información que puede confundir a las madres primerizas, en especial en temas tan importantes como la lactancia. Para evitar estos equívocos, la Asociación Española de Pediatría, AEP, plantea una serie de mitos relacionados con esta actividad y que puede aclarar las dudas de muchas madres que se enfrenten por primera vez al reto de cuidar de un bebé.

¿Verdadero o falso?

1. Hay madres que no tienen suficiente cantidad de leche para amamantar a mi bebé: FALSO.

El pecho produce la cantidad de leche en función de las demandas del bebé, siempre y cuando el número de tomas sea adecuado y la postura de succión sea correcta.

2. La lactancia deforma el pecho. FALSO.

El principal cambio del pecho de la madre se produce durante el embarazo, dar el pecho no influye en estas alteraciones.

3. Durante la lactancia tengo que beber mucha agua, mucha leche y comer más de lo habitual. FALSO.

Se recomienda que la madre siga una dieta variada y equilibrada, que beba líquido según su sed.

4. Tomar alimentos que producen gases como judías, coliflor, etc., hace que el bebé también los tena. FALSO

Los alimentos que consume la madre no producen ni gases ni cólicos en el bebé.

5. Hay que organizar un horario para dar el pecho. FALSO
Es preferible alimentar a demanda sin un horario fijo. De esta manera el bebé decide cuándo quiere comer.

6. El primer pecho se debe vaciar bien antes de ofrecer el otro, para que el bebé obtenga la leche más rica en grasas, que sale al final. Algunos bebés solo toman un pecho en cada toma. VERDADERO

7. Si tengo el pecho pequeño produciré poca leche. FALSO

Las mamas están compuestas de tejido glandular, en donde se produce la leche. El tamaño del pecho depende más de la cantidad de grasa, que del tejido glandular.

8. El deporte y la lactancia son perfectamente compatibles y además es beneficioso para la salud de la madre. La práctica de ejercicio muy intenso de manera continuada solo es recomendable en deportistas profesionales. Se deben evitar deportes con riesgo de traumatismos en las mamas. VERDADERO.

9. Lo normal es que dar el pecho duela. FALSO

Al inicio de la lactancia, hasta que se consigue una adecuada adaptación y una correcta succión, puede ser molesto. Posteriormente, si existe dolor, indica que hay algún problema (infección, mal agarre, etc.).

10. Mi madre no me pudo dar el pecho, así que yo tampoco podré. FALSO

Lo que determina la cantidad de leche que se produce, a no ser que exista un problema médico, es la frecuencia con la que se alimenta al bebé. Cuanto más se le dé el pecho, más leche se producirá. No existe un factor hereditario, depende de realizar una técnica adecuada.

Damián Montero

Te puede interesar:

- La alimentación materna en la lactancia

- La leche materna en la lactancia

- Lactancia materna y vuelta al trabajo

- Mitos de la lactancia materna

Para leer más

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.