Retraso en el crecimiento del bebé

Foto:
Foto: HACER FAMILIA Ampliar foto

Durante los primeros años de vida, los bebés y los niños crecen más rápido que durante el resto de sus vidas, aunque en algunas ocasiones estos no se desarrollan adecuadamente. Es lo que se conoce como retraso en el crecimiento. Los niños con retraso en el crecimiento son aquellos que no ganan peso como deberían, lo que está acompañado también de un escaso aumento de estatura. 

La mayoría de los diagnósticos se hacen durante los tres primeros años de vida, un periodo clave para el desarrollo físico y mental.

Los bebés suelen duplicar a los 4 meses su peso de nacimiento, y triplicarlo al año, parámetros que no cumple un niño con retardo en el crecimiento. Esta anomalía puede ocasionar en los niños la pérdida de interés por su entorno, volverse irritable o no llegar a hablar o a andar a las edades habituales.

El crecimiento y el desarrollo del bebé

El crecimiento es el desarrollo adecuado de nuestro cuerpo, que depende de factores como un adecuado aporte de nutrientes con una dieta completa y equilibrada, el correcto funcionamiento de nuestros sistemas para que hagan llegar estos nutrientes a las células, el funcionamiento de estas células por medio de las hormonas y el entorno psicoafectivo. El crecimiento es un efecto dinámico pero no es constante, pues depende también de algunas enfermedades ocasionales.

Para medir el crecimiento, utilizamos los percentiles que sirven para medir el adecuado desarrollo de los niños. Son curvas de crecimiento que  reflejan las tasas esperadas para un niño dependiendo de la edad y el sexo.

Los percentiles miden la talla, el peso, el perímetro craneal, los pliegues subcutáneos y el perímetro braquial. La medida que más se relaciona con el crecimiento es la talla, pero erróneamente los padres dan más importancia al peso.

Causas de retraso en el crecimiento del bebé

Existen dos tipos de causas de retraso en el crecimiento: orgánicas y no orgánicas.

1.  Son causas orgánicas la ingestión inadecuada de los alimentos, la anorexia, la digestión defectuosa, la pérdida excesiva de nutrientes o el requerimiento anormal de calorías debido a enfermedades crónicas como cardiopatías, enfermedad renal, etc.

2.  Son causas no orgánicas las causadas por un entorno psicosocial adverso, por ser niños enfermizos o con trastornos del sueño, desorden de la situación alimentaria, situación de estrés o pobreza, exposición al tabaco, drogas o alcohol durante el embarazo, por ser niño prematuro o por retraso en el crecimiento intrauterino.

Consejos frente al retraso en el crecimiento de los niños

Para paliar el retraso en el crecimiento o fallo de medro como también es llamado, te presentamos los siguientes consejos:

- Si se debe a falta de calorías, alimenta al niño cuando lo pida.

- Prepara la leche maternizada de acuerdo con las instrucciones.

- Consulta al pediatra o al nutricionista.

- Aplica un complemento vitamínico según la receta médica.

- Intenta que la dieta de tu hijo sea lo más completa y saludable posible y asegurate de que coma adecuadamente.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

- El estirón de los niños y su ritmo de crecimiento

- Las curvas de crecimiento: peso y talla

- Vídeo: el crecimiento de un niño en un año, en dos minutos

- Alimentación infantil: las dudas más frecuentes

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.