Actualizado 09/06/2021 11:09 CET

ADE, Enfermería y Medicina, los grados más demandados en la pandemia

Cambios en las carreras más demandadas por la pandemia
Cambios en las carreras más demandadas por la pandemia - ISTOCK

La crisis sanitaria ha condicionado la demanda de titulaciones y en consecuencia los grados relacionados con la salud son los que más han crecido en cuanto a oferta de empleo, concretamente un 24,1%, seguido un año más por Administración y Dirección de Empresas (ADE).

Actualmente, ADE es la carrera con más salidas profesionales en nuestro país, ya que se solicita en el 11,3% de las ofertas de empleo, algo que viene sucediendo desde hace varios años. Y ahora las dos titulaciones que más crecido con la pandemia son Enfermería, que se coloca segunda con un crecimiento del 6,9%, seguida por Medicina y Biomedicina, con un crecimiento del 5,2 por ciento

Entre las cinco carreras con más salidas laborales se encuentran también Ingeniería Industrial, que cede dos puestos a pesar de incrementarse su presencia en la oferta de empleo con un 5,1% y Ciencias del Trabajo, Relaciones Laborales y RRHH (que repite posición), con un 4,1% de la oferta para titulados universitarios, convirtiéndose en la tercera carrera que más crece interanualment).

La mayor parte de las ofertas de empleo que exigen este tipo de formación se publican en la Comunidad de Madrid con un 22% del total, seguida por Cataluña y País Vasco, que aportan un 16,2% y un 13,3%, respectivamente. En estas tres autonomías se publican más de la mitad de las ofertas de empleo dirigidas a titulados universitarios.

La formación universitaria ya no es la más demandada

Durante 2020, los titulados universitarios han dejado de ser los candidatos más demandados por las empresas a favor de los titulados en Formación Profesional, aunque siguen presentes en tres de cada diez ofertas de empleo.

Es de sobra conocida la importancia que tienen la formación y la cualificación para conseguir un empleo en la actualidad. Sobre todo, en un mercado laboral en plena transformación, que requiere profesionales preparados y con las aptitudes adecuadas para desarrollar sus carreras en un escenario completamente cambiante, como bien nos ha demostrado 2020.

En este contexto, la universidad es para muchos una parada obligatoria para poder acceder a un mayor número de oportunidades laborales y es una garantía en muchos casos para hacer frente a situaciones de crisis pues, por ejemplo, durante el pasado año las personas con formación superior soportaban una tasa de paro del 10,2%, mientras que aquellos con no más que la educación primaria sufrían una de un 28,6%.

Si bien en 2019 los estudios universitarios recuperaron parte del terreno perdido en el ejercicio anterior, aumentando su presencia en las ofertas hasta alcanzar un 38,8%, durante los meses de pandemia su presencia en las ofertas de empleo se ha hundido en más de cinco puntos, hasta situarse en el 33,7%. Ha sido la mayor caída por nivel formativo. También se ha reducido a la mitad la demanda de estudios de Máster y postgrado (1,9%).

Esta caída ha jugado a favor de los titulados en Formación Profesional, presentes en el nivel de formación requerido en un 41,3% de las ofertas publicadas por las empresas durante este atípico año, que ha cambiado tantas cosas en el mundo del empleo. En 2018 la FP culminó un hito histórico al convertirse por primera vez en 22 años en el tipo de formación más demandado por las empresas. Después de su bajada al segundo puesto en 2019, ha vuelto a recuperar el protagonismo, destronando a los estudios universitarios de la primera posición en la oferta por nivel formativo en nuestro país.

Grados por nivel de empleabilidad

En cuanto al grado de empleabilidad, se pueden establecer tres grandes categorías en la relación entre titulados universitarios y ofertas de empleo:

Titulaciones de empleabilidad baja. Carreras cuyo porcentaje de titulados es superior a su demanda en el mercado laboral, y que apenas figuran entre las 50 titulaciones universitarias más demandadas por las empresas, como es el caso de los estudios de Artes y Humanidades, y también de algunas titulaciones de carácter jurídico-social como Geografía e Historia, Ciencias Políticas o Periodismo.

Titulaciones de empleabilidad media. Cuentan con un porcentaje de titulados moderado y una demanda media en el mercado laboral. Son algunas titulaciones del ámbito científico-sanitario, como Fisioterapia o Farmacia y algunas ingenierías, como Química o Ingeniería Eléctrica.

Titulaciones de empleabilidad alta. Se caracterizan por una alta presencia en la oferta y un volumen bajo de titulados. En este grupo se localizan una gran parte de las ingenierías, especialmente las tecnológicas como Ingeniería Informática e Ingeniería de Telecomunicaciones, pero también otras como Ingeniería Industrial.

Marina Berrio
Asesoramiento: Adecco

Te puede interesar:

Para leer más