Actualizado 17/04/2022 11:43

¿Cómo afrontar el suspenso de tus hijos?

¿Ha Llegado Un Suspenso A Casa? Esta Es La Actitud Que, Como Padre, Debes Tomar.
¿Ha Llegado Un Suspenso A Casa? Esta Es La Actitud Que, Como Padre, Debes Tomar. - ISTOCK

La vida escolar de los hijos puede llegar a convertirse en un foco de tensión en el hogar cuando aparece un suspenso entre las notas. Todo padre desea que sus niños alcancen el éxito académico, por eso cuando no se conquistan determinados objetivos comienzan los reproches. Aunque, sin embargo, lo que toca es saber cómo motivar a los estudiantes para esforzarse por cambiar las tornas.

La psicóloga Julia Pascual explica que la diferencia entre un aprobado y un suspenso puede residir en cómo gestionen la noticia los padres. Hay que saber cómo aplicar una estrategia comunicativa en el caso de que las notas no sean como se esperaban. De esta forma se provocará el efecto deseable, en lugar de incentivar una mala actitud por parte de los estudiantes.

Decálogo para afrontar los suspensos

Con el fin de otorgar a los padres una estrategia efectiva para afrontar los suspensos de sus hijos, Julia Pascual ofrece el siguiente decálogo:

- Gestionar la noticia del suspenso con una actitud asertiva, evitando enfadados, o irritaciones. En caso contrario es recomendable esperar hasta que se esté lo suficientemente sereno para afrontar esta situación.

- Nunca dramatizar ni hacer una gran bola a partir de este copo de nieve. Esto solo agravará la situación de los hijos.

- No etiquetar a los hijos tildándolos de mentirosos, vagos o cualquier otro apelativo que pueda minar su autoestima. Siempre es mejor animarlos a que hagan un mayor esfuerzo la próxima vez, a acusarlos de no haberlo hecho bien en esta ocasión.

- Nunca hay que buscar culpables externos. Hay que asumir que la responsabilidad de alcanzar el aprobado reside en el estudiante y en el apoyo que pueda aportar su familia al brindarle un buen entorno para preparar.

- Incentivar la capacidad resiliente de los hijos. En lugar de echar un sermón o recriminar hay que recordarles a los estudiantes su destreza y hacerles saber que poseen todo lo necesario para revertir la situación.

- Evitar los castigos como venganza. Los padres deben usar los castigos como refuerzo para que los niños lo hagan mejor la próxima, de esta manera si se les reduce las horas frente a las pantallas, se les debe hacer ver que es para que se enfoquen más en su estudio, no como represalia por el suspenso.

- No recurrir al refuerzo positivo como comprar aquello que desean si se esfuerzan por aprobar. Los hijos deben comprender que las buenas notas es una misión que deben perseguir para labrarse un buen futuro, no como medio para que sus padres les compren todo aquello que desean.

- Comunicarse con los hijos para saber qué ha podido pasar de cara a la preparación de los exámenes, si hay algo que les haya podido preocupar o algún problema con la asignatura. Del mismo modo, los padres deberán mantener reuniones con los profesores para conocer más a fondo el ritmo escolar de los escolares.

- Incentivarles para que se organicen mejor. En muchas ocasiones la falta de preparación para un examen es causa de la falta de un plan de estudios y trabajo, los padres pueden facilitarles el camino ofreciéndoles consejos para sus horarios, en especial a lo que el uso de pantallas se refiere.

- Motivarles para el estudio. ¿Cómo se ven en el futuro? ¿Cuál es la profesión que quieren alcanzar? Los niños deben saber que este objetivo no es fácil, que todo pasa por estudiar y prepararse académicamente para este fin.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Técnicas de estudio para tardes de deberes efectivas

- 6 técnicas de estudio claves para aprobar los exámenes

- Aprobar un examen: cómo prepararlo

- 8 secretos para tener éxito en un examen oral