Anatomía, ¿qué diferencia a los hombres y a las mujeres?

Diferencias de anatomía entre hombres y mujeres
Diferencias y semejanzas entre hombres y mujeres - ISTOCK - Archivo

En los humanos, las diferencias de anatomía son tan perceptibles que a los dos años de edad somos capaces de identificar que hay dos sexos. Esto sucede mucho antes de que seamos capaces de identificarnos con cualquiera de ellos.

Diferencias anatómicas entre hombres y mujeres

Vista y oído
Las mujeres tienen una visión periférica maravillosa, por lo que nada se les escapa del campo visual. Ahora, los hombres tienen una mayor visión focalizada, idónea para la cacería. Esto tiene su repercusión en como pensamos y formamos conceptos.

Si bien todos perdemos audición con la edad, es paradójico que los hombres pierdan mayoritariamente la capacidad de oír sonidos agudos mientras que las mujeres dejan de oír antes sonidos graves. Como es de esperar, esto puede entorpecer la comunicación entre una parejas con los años, no es falta de interés sino genuino entorpecimiento mecánico.

El hígado
Este órgano muestra más diferencias entre hombres y mujeres. El hígado de hombres y mujeres presenta alrededor de 1.000 genes diferentes. Esto tiene importantes implicaciones en cuanto a las diferencias de sexos a la hora de procesar el alcohol y los medicamentos. Los hombres poseen enzimas más eficientes para eliminar alcoholes que podrían ser tóxicos del cuerpo. No obstante, al llegar a la mediana edad, el efecto se revierte y las mujeres poseen una mayor capacidad de metabolizar alcohol, superando a sus opuestos.

Adaptados a su rol
La selección natural ha guiado el cuerpo de los hombres y las mujeres a un diseño óptimo para cumplir un rol en una sociedad primitiva. El cuerpo de las mujeres ha evolucionado para ser capaz de engendrar, portar y parir bebés. La evolución ha hecho que los hombres tiendan a ser más fuertes y ágiles tanto para optimizar sus habilidades de caza y proporcionarles una ventaja frente a posibles competencias con otros hombres.

Las mujeres tienen pechos y glándulas mamarias mientras que los hombres no tienen estas glándulas y tienen el pecho plano. A pesar de ello, ambos sexos tienen pezones. Esto se debe a que los genes que codifican su desarrollo se activan en el útero en un estado embrionario anterior a la activación de los genes que desarrollan los órganos sexuales. Respecto a los senos, las mujeres son los únicos primates que los tienen sobresalidos independientemente a si están lactando o no. Esto se debe a que son un símbolo de fertilidad. Por este motivo las mujeres antes de la pubertad no los han desarrollado y las posmenopáusicas empiezan a dejar de depositar grasa en los pechos, que es lo que les da su forma.

Peso y talla

En la actualidad, se estima que los hombres son 15-30% más pesados y 5-12% más altos que las mujeres.

Con los años el dimorfismo sexual humano se ha visto reducido. Gracias a excavaciones en Atapuerca, se ha confirmado que los hombres y las mujeres se han empezado a parecer más en tamaño y peso desde hace al menos 300,000 años. Estas excavaciones cerca de Burgos han permitido comparar un numero significativo de cuerpos de Neandertales, verificando que ya entonces la diferencias de peso y altura ya eran notoriamente inferiores que a las de otros primates.

Si bien esta es la tendencia evolutiva, las diferencias físicas entre sexos con los siglos parece disminuir, aun no somos iguales. A día de hoy se estima que los hombres son un 30% mas fuertes en cuanto a espalda y brazos y que solo una mujer entre veinte es tan fuerte como el hombre medio.

Músculos y huesos
Todos los humanos nacemos con una porción de cartílagos flexible y con el tiempo se va endureciendo y se convierte en huesos adultos. Los huesos de las mujeres maduran a los 18 años de edad mientras que los de los hombres maduran a los 21 años. De esta manera los huesos de los hombres tienen más tiempo para desarrollarse y crecer. Esto explica, parcialmente, porque los hombres suelen tener huesos más grandes en los brazos, piernas y dedos.

El hecho de tener huesos más largos y gruesos hace que tengan una superficie articular superior.

Una estructura ósea mayor permite un mayor marco de soporte muscular. Esto es un factor por el que los hombres tienen músculos más fuertes.

Pero mas allá de eso, si comparas a hombres y mujeres del mismo peso corporal, ellos tienen mayor masa muscular aunque pesen lo mismo. No obstante, si comparas a un hombre y a una mujer con igual masa muscular, no hay ninguna diferencia en fuerza.

La biología se ha desarrollado no solo dotando a las mujeres de menos capacidad muscular sino también menor capacidad pulmonar. Siguiendo estas líneas, las mujeres tienen un corazón más pequeño, venas más finas y más palpitaciones por minuto.Todos estos factores otorgan a los hombres una ventaja física en cuanto a fuerza y agilidad. Las mujeres, a su vez, tienen una pelvis más amplia y un centro de gravedad más bajo por lo que poseen una notable ventaja en equilibrio.

El metabolismo
Poseer diferentes órganos sexuales repercute en las necesidades alimenticias. El hecho de que el cuerpo de las mujeres esté equipado para llevar niños en su vientre, hace que necesiten de más vitaminas y minerales. Tanto por el embarazo como la menstruación, las mujeres suelen padecer un mayor déficit de calcio y hierro comparado con los hombres. Por la manera que funciona el metabolismo de los hombres, éstos suelen requerir un mayor número de ingesta de calorías diarias. Ellos queman más calorías que ellas al día, aunque el nivel de actividad física sea el mismo que ellas.

El metabolismo de ellos es más rápido que el de ellas quemando calorías, pero el de ellas es más eficiente convirtiendo alimentos ingeridos en grasa.

La grasa almacenada es una fuente de energía. En las mujeres, ésta se deposita alrededor del abdomen, caderas, pechos y piernas. En los hombres, la grasa se deposita principalmente entre y recubriendo los órganos. Este método de almacenamiento de energía hace que las mujeres tengan condiciones corporales idóneas para engendrar hijos.

La voz
Notoriamente hay otra distinción visible en nuestro cuello. Tanto los hombres como las mujeres poseen el cartílago tiroideo que rodea la laringe. La caja laríngea en el cuello ayuda a proteger las cuerdas vocales y está involucrada en la respiración y producción de la voz.

Durante la adolescencia el cartílago tiroideo y la laringe crecen. En los hombres crecen más que en las mujeres por lo que tienen una voz más grave y visiblemente se puede apreciar la protuberancia de este cartílago, también llamada nuez de Adán.

Como muchos otros rasgos fisiológicos, la evolución ha determinado que las mujeres, a través de los tiempos y culturas, encuentren, por lo general, atractivos a los hombres con voz grave.

El vello y el cabello
Incuestionablemente los hombres suelen ser mas peludos que las mujeres. Ahora, es interesante saber que, numéricamente, tienen la misma cantidad de vellos. La diferencia real yace en que los hombres poseen vellos más gruesos y largos. Un dato poco conocido es que debido a esto, de media, los hombres tienen pestañas más largas que las mujeres.

Los vellos de las mujeres son más finos debido, también, a la selección natural. Los hombres encontraban más atractivas a las mujeres con menos vellos ya que permitían detectar con mayor facilidad atributos asociados a fertilidad como labios carnosos, caderas amplias y pechos.

El cabello, en cambio, sigue otro esquema. Hay evidencia que desde los tiempos griegos y romanos las mujeres llevaban el cabello más largo que lo hombres. A día de hoy los estudios científicos afirman que tanto ellos y ellas encuentran más atractivas a las mujeres de pelo largo. Este fenómeno se puede apreciar en diferentes culturas y edades.

Si bien este aspecto se puede identificar como cultural y social, hay motivos biológicos detrás.  Igual que el tener poco vello permitía detectar rasgos de fertilidad, tener cabello largo y sano es señal de juventud, salud y fertilidad.  El cabello es a simple vista un rasgo innegable de salud, al igual que los dientes sanos y las uñas.

Las mujeres sanas son una mejor apuesta en cuanto a procurar hijos sanos. Para tener una melena larga, saludable y  atractiva hace falta tener un buen estado de salud, cepillarla y dedicarle tiempo. En los tiempos antiguos el cuidado del cabello requería tener ayuda externa, por lo que mostrar una larga y brillante melena era también un símbolo de status. 

Las mujeres tienen menos glándulas sudoríparas que los hombres, por lo que sudan menos y en igualdad de condiciones de higiene, tienden a oler mejor.  Esto les permite llevar el cabello más largo con menos demandas de higiene.

Dra. Maite J. Balda. Psicóloga y Doctora en Neurociencias Cognitivas

Te puede interesar: 

- La ciencia detrás de las diferencias entre hombres y mujeres

- El cerebro marca la diferencia entre sexos

- Las mujeres son más propensas a 'comer emocionalmente'

Contador

Para leer más

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.