Actualizado 16/11/2017 10:25:20 +00:00 CET

Autolesión en línea, un nuevo formato de ciberbullying en aumento

La autolesión en línea es una nueva y peligrosa tendencia del ciberacoso.
ISTOCK

Internet ha mejorado la vida de las personas en su día a día. Sin embargo, con la expansión de las redes sociales y del mundo en línea han aparecido también otros problemas que merecen la atención de la sociedad. Entre todos estos asuntos el ciberbullying es uno de los que más preocupación causa. El anonimato y la difícil detección de estos casos hacen que sea muy difícil luchar contra él.

A día de hoy, resulta muy difícil saber cómo va a evolucionar este problema y qué caminos puede tomar. Un ejemplo es la alerta de la que se hace eco del Centro de Investigación sobre el Ciberacoso de la Universidad del Atlántico de Florida. Esta entidad señala que en los últimos tiempos se ha visto cómo cada vez más jóvenes recurren a la autolesión en línea, es decir, a ser ellos mismos los autores de sus acosos.

Necesidad de atención y baja autoestima

Para comprobar cuál es la situación de la autolesión en línea, el equipo de este centro decidió realizar un estudio en el que participaron cerca de 5.600 estudiantes. A todos ellos se les realizó una encuesta sobre su situación en relación con el ciberacoso, y entre todas las preguntas que conformaron el cuestionario una de ellas se interesaba por si habían realizado alguna vez estas prácticas en ellos mismos.

Los expertos definieron la autolesión en línea como toda aquella publicación en redes sociales, el envío de contenido, o cualquier otra forma de compartir material nocivo sobre uno mismo a través de la red. Los resultados confirmaron que casi 350 participantes habían publicado algo desagradable sobre ellos mismos en internet. De todos ellos, un tercio reconoció que lo habían hecho más de una vez y un 13% reveló que era una práctica habitual de ellos.

Entre las causas más habituales los expertos se encontraron que quienes practicaban la autolesión en línea buscaban llamar la atención. Al ver que el resto se burla de ellos mismos, buscan una aceptación a través de perfiles falsos con los que sentirse aceptados por sus compañeros. La baja autoestima también es otro de los motivos que dan origen a esta práctica.

Los jóvenes que reconocieron haber practicado la autolesión en línea manifestaban un odio hacia ellos mismos que representaban a través de estas actitudes en la red. En otro sector se ubicaban aquellos que querían llamar la atención haciéndose pasar por víctimas y pretendiendo que la pena les abriese las puertas de nuevas amistades. El punto en común de todos ellos era el mismo: la falta de autoestima.

Cómo detectar la autolesión en línea

Las redes sociales e internet pueden parecer un mundo desconocido para la mayoría de padres. Las nuevas generaciones manejan mejor que las pasadas estos entornos digitales y se hace difícil seguirles la pista. Por ello hay que mantenerse alerta para prevenir cualquier problema de este estilo. Estos son algunos consejos para conseguirlo:

1.Si tiene perfil en redes sociales, los padres deben "agregar" a su hijo para vigilar la actividad de este en dichas plataformas.

2.Participación con el profesorado. Los docentes son quienes ven a los hijos relacionarse con los compañeros de clase, trabajar codo con codo junto a ellos favorecerá la detección de posibles conatos de acoso que pudieran dar lugar a la autolesión digital.

3.Tener en cuenta posibles casos de ciberacoso. La autolesión digital también puede aparecer participando en un caso de bullying en línea provocado por otra persona, por lo que habrá que atender estas posibles situaciones para prevenirlas.

4.Trabajar en la autoestima del niño. Como se ha dicho, los niños que practican la autolesión en línea manifestaban una baja autoestima, trabajar en la propia valoración de los pequeños ayudará a que tengan una mejor concepción de ellos mismos y no caigan en estos errores.

5.Enseñar el valor de la amistad. Un amigo no es quien se burla de nosotros, esta lección debe ser aprendida por los más pequeños.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Ciberbullying, el delito de los menores de edad

- 10 consejos contra el ciberbullying

- Acoso escolar: ¿a quién castiga la ley?

- Stop al ciberbullying: el 63% aconseja contarlo