Stop al ciberbullying: el 63% aconseja contarlo

Bullying: la mayorái de los encuestados aconseja contarlo
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Poner freno al ciberbullying es el objetivo en la actualidad. Para atajar este grave problema social entre los adolescentes y jóvenes es necesaria una concienciación sobre el problema y buscar soluciones desde la base. Contárselo a un adulto, bloquear y denunciar al usuario que está acosando, guardar todas las pruebas y tener mucho cuidado con lo que se publica son algunos de los consejos que los propios niños dan los que están siendo víctimas de acoso en Internet.

Esto es lo que se desprende de un estudio elaborado por la Fundación Legalitas sobre la apreciación que tienen los jóvenes sobre el acoso, en donde también se tiene en cuenta las redes sociales como nuevo escenario de acoso en menores. Este estudio ha sido elaborado a partir de un concurso de redacción en donde varios alumnos de 1º de la ESO expusieron su visión sobre el ciberbullying.

Recomendaciones de los chicos sobre el ciberbullying

El primer resultado que ofrece este informe de la Fundación Legalitas es que todos los que participaron en su elaboración conocen el problema y saben identificarlo en especial cuando este produce en las redes sociales: "el ciberbullying suele ocurrir normalmente entre adolescentes (*) simplemente a alguien no le cae muy bien otra persona y empieza a acosarla". Los jóvenes integrantes de este estudio también mostraron ser conocedores de las técnicas del ciberacoso: "los acosadores actúan haciendo diferentes cosas: mandan insultos, burlas y palabrotas por mensajes, por WhatsApp".

Este estudio también preguntó a los jóvenes que consejos darían a las víctimas de este ciberacoso. La recomendación que más se observó fue que cuando un menor sufra este tipo de bullying, se lo cuente a un adulto, al menos así lo creyeron más del 60% de los participantes. Algo más del 25% afirmaron que las víctimas deben presentar una denuncia ante la policía. Los participantes en este informe también aconsejaron a los actores pasivos en un caso de bullying no reenviar imágenes no adecuadas que hayan colgado en redes sociales los acosadores.

Medidas ante un caso de ciberbullying

Los hay, aunque pocos, que creen que la víctima debe hacer poco o ningún caso ante estas provocaciones. Casi el 5% de los participantes creen que "a palabras necias, oídos sordos", que no debe importar lo que se diga de alguien mientras uno tenga una buena imagen de sí mismo y que ignorar a estas provocaciones debe ser bastante para evitar este acoso.

Sin embargo, parece que los jóvenes se ponen de acuerdo sobre el papel que deben tener los gestores de redes sociales cuando se detecta un caso de ciberacoso. Más del 50% de los participantes en este informe creen que habría que "dar ejemplo" y no permitir que un acosador pueda volver a conectarse a la red social a través de la cual acometió contra su víctima. Otra de las medidas relacionadas con las redes sociales sería la creación de un moderador que ante la detección de un caso de ciberbullying expulsara de forma inmediata al culpable.

Qué responsabilidad tiene el acosador

En cuanto a las medidas que se tendrían que tomar contra los acosadores, únicamente el 5% de los jóvenes hablaron de castigos contra los culpables. La mayoría de los alumnos de este informe optarían por medidas encaminadas a evitarlo. Sin embargo, a partir de los 14 años los acosadores ya tienen responsabilidad penal por lo que es posible interponer una denuncia penal. Esto quiere decir que la consecuencias para esta persona pueden ser más graves de lo que se cree.

Es sorprendente que casi el 7% de los participantes en este estudio creyeran buena opción que la víctima cambie de centro escolar pero que ninguno afirmase que tendría que ser el acosador el que tiene que reinsertarse en un nuevo colegio. "Lo más seguro y cómodo, es cambiarte de colegio, instituto, etc.", sentencia una de las respuestas recogidas dentro de este informe.

¿Cómo detectar un caso de acoso?

Cómo detectar un caso de ciberbullying

En ocasiones, los menores optan por callarse lo que están padeciendo en la escuela por miedo a la posible reacción del acosador o por temor al estigma social. Por ello en ocasiones los padres no son conscientes de ello hasta que este acoso ya se encuentra en un punto muy avanzado. Sin embargo, hay ciertos aspectos que pueden indicar que un menor es víctima de ciberbullying:

-   Una gran tristeza en el niño.

-   Absentismo escolar búsqueda de escusas para evitar el colegio.

-   Poca relación con el resto de compañeros de clase.

-   Bajada en las notas y en el rendimiento escolar.

-   Menos participación en clase.

-   Los menores tratan de salir del colegio aludiendo falsas enfermedades.

-   El niño evita salir a la calle.

-   Pasan demasiado tiempo encerrados en su cuarto y usando el ordenador.

Es importante estar atento si se dan estas características en los menores ya que podría indicar que estamos ante un caso de acoso escolar. En primer lugar lo más importante es hablar con la posible víctima muy seriamente y hacerle entender que él no tiene culpa de nada. El siguiente paso será denunciar este asunto ante el centro escolar o la autoridad pertinente en caso de que se haya producido algún tipo de delito que sea punible.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Acoso escolar: ¿a quién castiga la ley?

- 10 consejos contra el ciberbullying

- Cómo luchar contra el acoso escolar

- El 'sexting' y el 'ciberbullying' aumenta el riesgo de depresión

- El bullying tiene peores consecuencias mentales que el maltrato

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.