Cómo mejorar el rendimiento escolar de los niños

Consejos para mejorar el rendimiento escolar
THINKSTOCK

El rendimiento académico de los niños es una de las preocupaciones más comunes de todas las familias. En muchas ocasiones, las notas no son las deseadas y para las familias no siempre es una tarea sencilla enfrentarse a las malas calificaciones escolares. Muchos son los interrogantes y pocas las respuestas para las familias que han de afrontar esta problemática cada vez más extendida: ¿cuál es la causa de las malas notas?

Conocer las causas del bajo rendimiento escolar es el primer paso para mejorar el rendimiento académico de nuestros niños. Entonces, ¿cómo mejorar el rendimiento escolar de los niños? ¿Por qué no estudia? ¿Por qué no siempre obtiene los resultados esperados? Es muy importante desarrollar su capacidad de aprender a aprender y crear un habito de estudio.

El rendimiento académico

El rendimiento académico es la forma de evaluar el aprendizaje de los niños. Son muchos los factores relacionados con el rendimiento académico que pueden influir en las calificaciones escolares y van a determinar las buenas o malas notas. Es importante conocer estos factores que determinan el aprendizaje para poder solventar las malas calificaciones e impulsar que nuestros niños rindan a tope.

Los factores que determinan el rendimiento académico son de tres tipos:

1. Personales: relacionados con las características del niño, estilo de aprendizaje, posibles dificultades de aprendizaje, motivación, intereses, bienestar emocional, autoestima, etc.
2. Relacionados con el entorno del niño, en este caso hacemos referencia a la familia y los acontecimientos que en el seno de esta se están viviendo, sobre todo aquellos acontecimientos que suponen cambios: mudanza, separación, cambio de colegio, nacimiento de un hermano, fallecimiento de un familiar, etc...
3. Relacionados con el contexto escolar, como las relaciones con los compañeros, interacción con el profesor, etc*
4. Dominio y desarrollo de técnicas de estudio y estrategias de aprendizaje.

Causas del bajo rendimiento académico de los niños

Las malas notas son algo más que unas malas calificaciones o un bajo rendimiento académico. Las malas notas nos indican que el niño no ha alcanzado los aprendizajes esperados para su edad, etapa del desarrollo y nivel escolar. Detrás de unas malas notas, hay alguna problemática que debemos solucionar para mejorar el rendimiento académico.

- Dificultades de aprendizaje .Requieren una intervención adecuada para dar respuesta a las necesidades del niño y favorecer la construcción de aprendizajes. En estos casos, un diagnóstico temprano es imprescindible, con una atención adecuada y una enseñanza adaptada y enfocada a sus necesidades, estas dificultades se superan.

- Necesidad no cubierta o conflicto que solucionar. El fracaso académico puede estar causado por algún tipo de malestar personal, familiar o escolar. En estos casos es fundamental el dialogo para conocer el problema y ayudar al niño a desarrollar recursos emocionales que le permitan afrontar ese malestar.

- Fallos en las técnicas de estudio. Pero en la mayoría de los casos, nos encontramos con niños sin ninguna dificultad de aprendizaje, sin ningún tipo de malestar, que pueden sacar mejores calificaciones de las que sacan. En estos casos, su bajo rendimiento académico está directamente determinado por un escaso desarrollo de técnicas de estudio y habilidades de aprendizaje, unidos a una desmotivación y falta de interés. Es fundamental desarrollar recursos que favorezcan su capacidad de aprender.

Consejos para mejorar el rendimiento académico de los niños

1. Indaga y averigua la causa del bajo rendimiento. Para ello presta atención al pequeño y a su manera de aprender. Ante cualquier duda consulta con un especialista. En el caso de las dificultades de aprendizaje y malestar emocional debemos solventar estos factores para mejorar el rendimiento. Nos centraremos en los consejos para mejorar su rendimiento académico desarrollando su hábito de estudio y con ello su capacidad de aprender a aprender.

2. Crea una rutina de estudio que contribuya a la consolidación del hábito. Para ello establece un horario y un espacio fijo para hacer las tareas escolares y para el estudio.

3. Ayúdale a crear un plan de estudio y síguelo.

4. Edúcales para desarrollar su responsabilidad y su capacidad de esfuerzo. Sacar buenas notas no siempre es fácil, requiere de un esfuerzo que deben estar dispuestos a hacer. Es importante que desde pequeños les enseñemos a ser responsables y a esforzarse para lograr sus metas. Para ello les ayudaremos a planificar metas accesibles, y reforzaremos la consecución de las mismas.

5. Emplea la disciplina positiva y un nivel de exigencia adecuado. Exigirles demasiado no siempre es bueno, puede dar lugar a una tensión innecesaria. No todos los niños siguen el mismo ritmo, ni tienen las mismas capacidades, nuestra exigencia más que en la obtención de una determinada calificación debe estar centrada en la realización de sus tareas y deberes escolares diarias.

6. Proponle objetivos que supongan un reto, pero que sean asequibles.

7. Enséñale diferentes técnicas de estudio, para sintetizar la información (subrayado, resumen, etc.) y para organizar y relacionar la información (esquema, mapa conceptual).

8. Muéstrale como desarrollar estrategias de aprendizaje. Ayúdale a conocer su estilo de aprendizaje y procura que adapte, en la medida de lo posible, su estudio a su estilo de aprendizaje.

9. Ayúdale a desarrollar su capacidad de demostrar lo aprendido. A veces, saben más cosas de las que luego demuestran. Es por ello que desarrollar su capacidad de expresión es algo imprescindible.

10. Averigua que puede estar provocando una desmotivación y falta de interés. Habla con él y ayúdale a ver la importancia de sus estudios y su formación para su desarrollo personal y para su futuro. Trata de hacerle ver la relación que tienen algunos conceptos con su día a día para despertar su interés.

11. Refuerza sus buenas notas, y ayúdale a darse cuenta de lo que ha hecho para obtener buenas calificaciones.

Celia Rodríguez Ruiz. Psicóloga clínica sanitaria. Especialista en Pedagogía y Psicología Infantojuvenil. Directora de Educa y aprende.
Autora de la colección Estimular los procesos de lectura y escritura.

Te puede interesar:

- Cómo motivar a los niños para aprender

- Cómo conseguir que rinda a tope

- Diferencia entre retraso y fracaso escolar

- Cómo pasar de suspensos a sobresalientes y notables

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.