Actualizado 07/06/2020 15:47:48 +00:00 CET

Consejos para aliviar la ansiedad y estrés durante las clases a distancia

La educación a distancia puede generar estrés, manejarlo con cuidado es de vital importancia.
La educación a distancia puede generar estrés, manejarlo con cuidado es de vital importancia. - ISTOCK

La nueva normalidad está cada vez más cerca. Pero, por el momento, hay asuntos que no cambian. Por ejemplo, en muchos casos, este curso escolar sigue desarrollándose en casa. No son pocos los alumnos que siguen desarrollando sus clases desde el hogar. Una situación que puede derivar en estrés al mantenerse, después de tanto tiempo, en el mismo contexto.

Sin embargo, no hay que dejarse llevar por las circunstancias, y pueden ponerse en marcha medidas con las que relajar la ansiedad que provoca en los niños verse en este contexto. Recomendaciones como las que ofrece Rebecca Branstetter, psicóloga escolar que ha seguido de cerca la evolución de muchos escolares durante el confinamiento y su trabajo desde casa.

Adiós al estrés

Según Branstetter, estos son los mejores consejos para decir adiós al estrés durante las clases en casa durante el confinamiento:

- Simplificar. Los padres deben encontrar el equilibrio entre la productividad y las clases desde el hogar. En muchos casos, los progenitores han debido asumir el rol de profesores, por lo que deben transmitir a sus hijos la necesidad de aprender lo máximo durante este proceso, aportando sus consejos y punto de vista para garantizar una buena estrategia.

- Estructurar el día. Durante el confinamiento los horarios desaparecieron al estar todo el día en casa. Sin embargo, hay que intentar conseguir unas rutinas a seguir con el fin de conseguir el éxito. Los padres deben intentar apoyar a sus hijos con el fin de asegurar este horario.

Cada día es una nueva oportunidad y puede desarrollarse en distintos planes y oportunidades, pero estos deben estar estructurados con el fin de evitar el estrés por no poder cumplir con todos ellos.

- Apoyar a los niños. El confinamiento ha traído diversos sentimientos que pueden traducirse en problemas para los más pequeños. Estas sensaciones pueden hacerse demasiado grandes para los más pequeños y, los padres, deben ayudar a sus hijos a lidiar con ellos. Trabajar con la inteligencia emocional y aprender a calmarse en situaciones de estrés es imprescindible.

La empatía juega un papel importante en este proceso. Hay que tener en cuenta que los niños en diversas situaciones necesitan apoyo y una persona que los entienda, no alguien que los reprenda por estas sensaciones.

Damián Montero

Te puede interesar:

- 10 consejos para reducir el estrés de tus hijos

- El efecto del estrés en los conflictos familiares

- Establece prioridades: cómo olvidarte del estrés