Actualizado 29/05/2020 14:24:44 +00:00 CET

María Díaz: "A los niños les recibirá una persona con un EPI completo y una profesora con mascarilla"

María Díaz, directora del Centro Educativo Infantil Cabás
María Díaz, directora del Centro Educativo Infantil Cabás - CABÁS

El escenario actual en la post pandemia de coronavirus tiene en vilo a muchos padres, que se enfrentan a la apertura del periodo de matriculación de sus hijos sin las herramientas de las que disponían antes. Elegir escuela infantil no es fácil, pero si además añadimos la incertidumbre provocada por la irrupción del coronavirus, la decisión se vuelve aún más compleja.

No hay que olvidar que esta primera etapa es fundamental en el proceso evolutivo del niño, y marcará su crecimiento afectivo, comunicativo e intelectual. De hecho, según los expertos, es en estos primeros años donde se forjan aspectos vitales como la autonomía, la socialización, la creatividad, o el concepto de familia.

Sin embargo, las medidas sanitarias para evitar el contagio por coronavirus, sobre todo el distanciamiento social, parece algo muy dificil de conseguir para los niños pequeños, sobre todo, para los de 0 a 3 años. María Díaz Sánchez, directora pedagógica del Centro Educativo Infantil Cabás que cuenta con 30 años de experiencia en el sector, asegura que "estamos trabajando en un protocolo muy estricto para asegurar la continuidad de la educación con las máximas garantías de higiene. La distancia social no siempre será posible, especialmente en niños de 0 a 3 años, que necesitan no sólo cuidados sino vínculos afectivos".

Así se adaptarán las escuelas infantiles en tiempos del coronavirus

P. ¿Qué cambios necesitan las escuelas infantiles para abrir en el nuevo curso escolar?
R. Las escuelas debemos ofrecer un entorno lo más seguro posible para los niños, sus familias y el equipo, para ello debemos adaptar muchos aspectos organizativos del centro, que afectarán a toda la comunidad educativa, por ejemplo, no es recomendable que los papás y mamás entren a diario en la escuela, hay que tomar unas medidas muy estrictas para la incorporación del personal a su puesto de trabajo, etc. Es imprescindible hacer un protocolo que contemple todos los cambios y medidas a tomar y explicárselo al equipo y a las familias.

P. ¿En qué deben fijarse los padres para elegir escuela infantil ante la incertidumbre provocada por la irrupción del coronavirus?
R. Un centro grande, con aulas amplias y bien ventiladas y mucho espacio al aire libre, es un entorno seguro que facilita mantener distanciamiento físico y mejora las condiciones higiénicas. Contar con aseo dentro de las aulas también es otro punto a favor, pues facilita lavar las manitas de los niños después de cada actividad. Por supuesto deben preguntar por el protocolo propio de la escuela para prevenir el Covid-19.

P. La distancia social no siempre será posible en niños de 0 a 3 años, ¿cómo asegurar la continuidad de la educación con las máximas garantías de higiene?
R. Efectivamente, en la etapa de 0 a 3 años es muy difícil asegurar la distancia física entre el niño y las educadoras, sobre todo en la parte asistencial (cambiar un pañal, dar un biberón, dar de comer...), además de difícil es contraproducente, el niño necesita sentir nuestro cariño para adaptarse a la escuela, no debemos olvidarnos de la importancia que tiene en su crecimiento el plano emocional, obviamente no es el momento de dar muchos besos pero podemos mostrar nuestro afecto a través de nuestra postura corporal, gestos, expresión facial, sonrisa y la mirada. La mirada nos ofrece gran información sobre el estado emocional, los pensamientos e inquietudes, debemos aprender a mirar y comunicar a través de la mirada.

P. ¿Cómo solventar el tema de la distancia interpersonal para cubrir las necesidades de contacto que los niños pequeños necesitan?
R. Durante las primeras etapas del desarrollo humano el contacto es fundamental para poder generar relaciones interpersonales. A través de éste, es como el niño o la niña pueden recibir y transmitir mensajes afectivos y emocionales.

Sin duda el mayor reto al que nos enfrentamos durante esta situación: enseñar a los pequeños cómo relacionarse en tiempos de distanciamiento físico.

Nuestra labor se centrará en garantizar la seguridad de los más pequeños sin descuidar sus necesidades emocionales, asistenciales y académicas, a la vez que damos ejemplo con el cumplimiento del distanciamiento. Evitando que la distancia física se traduzca en distancia emocional, siempre a través del juego.

P. ¿Qué rutina tendrán que seguir los niños antes de entrar y al salir del centro?
R. De momento no hemos recibido normativa oficial específica para la etapa de infantil pero, en nuestro caso, ya hemos elaborado un protocolo exhaustivo en el que contemplamos cómo debe ser dicha entrada: mediremos la temperatura de los niños con termómetro infrarrojo, limpiaremos su calzado y sus manitas antes de entrar, pediremos que laven su uniforme a diario, además de otras consideraciones con sus pertenencias.

P. ¿Qué ratio tiene que haber entre educadores y niños?
R. De momento no han mandado ningún comunicado que afecte a la ratio actual, de hecho, las escuelas públicas y centros concertados están matriculando el 100% de sus plazas, entendemos que abrirán en septiembre con la ratio de siempre.

P. ¿Cómo se van a segmentar los espacios tantos los interiores como los exteriores
R. Los espacios no se deben segmentar, deben ser lo más amplios posibles para que los niños tengan capacidad de movimiento sin pegarse a un compañero.

P. ¿Qué medidas se van a tomar para el comedor? ¿Sería necesario que tuvieran cocina propia?
R. Tener cocina propia siempre es un valor muy importante en una escuela. En las primeras etapas de la vida, la nutrición cobra un papel esencial ya que será responsable de asegurar un crecimiento, físico y cognitivo saludable.

Cocinar a diario en la cocina de la escuela, con materias primas de calidad y garantías de higiene es un factor diferencial.

Además permite adaptar ingredientes y personalizar menús completos siguiendo las directrices de los pediatras y las necesidades de niños alérgicos. Las medidas que se van a tomar en el comedor principalmente son: los niños más pequeños de 0-2 años comerán en las aulas (como ya hacíamos), para el resto tenemos establecidos dos turnos que permiten no masificar el comedor, además de mantener mayor distancia entre cada puesto, en nuestro caso el comedor es muy amplio.

P. ¿Cómo se debe organizar el juego de los niños de estas edades?
R. Obviamente debemos buscar alternativas metodológicas que eviten el contacto físico y/o la manipulación de objetos de manera compartida. Por ejemplo, en bebés no será posible utilizar el "Cesto de los Tesoros" pero sí podemos crear un pequeño cesto para cada niño y situar a cada uno separado de los demás para que lo manipulen individualmente (por supuesto, después habrá que desinfectarlos, como ya hacíamos antes del covid). En actividades como asamblea, cuentacuentos o trabajo por rincones sí será posible mantener la distancia entre ellos y controlar sus movimientos (pues tienden a acercarse). En otras actividades en las que hay más contacto tendremos que buscar adaptaciones curriculares para evitarlo lo más posible.

P. ¿Qué cambios en su rutina se vaticinan como los más importantes en el periodo pospandemia?
R. La jornada escolar pretendemos que sea lo más normalizada posible, se lavarán aún más veces las manos y tendrán que aprender a no acercarse mucho entre ellos, pero las rutinas de juego, jardín, comida, siesta, etc., se mantendrán igual. Probablemente el mayor cambio lo perciban a la hora de entrar en la escuela, donde les recibirá una persona con un EPI completo que al principio es probable que les asuste un poco, al igual que la profesora en el aula con mascarilla.

P. Las escuelas infantiles han sido una gran ayuda para la conciliación, pero ahora con la reducción de niños y contratación de más personal, ¿subirán los precios?
R. De momento no estamos contemplando una subida de precios, tendremos que aprender a redistribuir el presupuesto de compras dando mayor importancia a todo el material necesario para ofrecer EPIs al personal y productos de higiene y limpieza determinados.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

- Guardería o escuela infantil: cariño y profesionalidad

- La adaptación a la guardería: el primer día

- 10 consejos para elegir guardería o escuela infantil