Los beneficios de la literatura infantil

Literatura infantil, niña lee
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto
correo

Leer es bueno para grandes y pequeños y eso no lo pone en duda nadie. Los niños no sólo deben leer, sino que deben desarrollar el amor por la lectura pero... ¿qué deberían leer? En ocasiones, se crean debates en torno a si la llamada "literatura infantil", esto es, pensada para los niños, es buena o mala para ellos. Te contamos los principales beneficios para los niños de esta clase de obras.

La familia y el colegio tienen un importante papel a la hora de acercar el conocimiento a los niños, y gran parte de esta nueva sabiduría llega a partir de los libros y de su comprensión lectora. Los padres, además de dar ejemplo, debemos conocer qué es lo mejor para que lean los niños: cuál es la literatura recomendada, de calidad y, por supuesto, asequible para las primeras edades de los niños.

Y es que el hecho de que los niños reciban literatura desde su primera infancia es importantísimo, pues esto determinará su comunicación escrita y, además, la lectura es un importante instrumento para construir la identidad de los pequeños. Por ello, os contamos los principales beneficios que tiene la literatura infantil, pensada especialmente para los niños.

Temas de la literatura infantil

El principal beneficio que encontramos en la literatura infantil es que suele tratar temas muy importantes en la vida (la muerte, la amistad, la autoestima, etcétera) de una manera amena y cercana, permitiendo que el niño se forme una primera idea de estos asuntos tan relevantes que irá experimentando en primera persona conforme vaya pasando el tiempo.

De este modo, en la literatura para niños nos encontramos con protagonistas que son muy parecidos a nuestros hijos y que tienen preocupaciones similares a las de ellos. Mediante estos libros los niños ven cómo otros "iguales" reflexionan al respecto, se preguntan por estos asuntos y buscan las respuestas, por lo que además esta clase de comportamientos incentiva la curiosidad de nuestros pequeños.

Tradición literaria infantil

Juegos populares, canciones infantiles, cuentos, fábulas, trabalenguas, rimas... todo eso forma parte de nuestra tradición literaria, esa que se ha ido transmitiendo de forma oral de generación en generación y que ahora podemos encontrar plasmada por escrito en libros para niños.

Esto es importantísimo porque la tradición oral cuenta nuestra historia, quiénes somos y de dónde venimos.

Este es otro de los grandes beneficios de la literatura infantil: muchas obras se han creado a partir de esta tradición, y mediante su lectura los pequeños aprenden esa historia y también la cultura, la historia y un vocabulario muy rico y diferente al que está acostumbrado a usar a diario.

Humor en la literatura infantil

El humor suele estar presente en los relatos para niños, ya sean historias de aventuras, cuentos fantásticos o de la vida diaria. Leyendo historias en las que aparecen toques de humos los pequeños aprenden a valorarlo como necesario en la vida.

El sentido del humor tiene, además, un gran valor pedagógico: enseña a nuestros hijos a relativizar y es un medio por el que el pequeño lector comienza a desarrollar el tan necesario sentido crítico. Todo eso, sin olvidar que las risas hacen más amena la lectura, por lo que incentivan que el pequeño no quiera cerrar el libro.

Conocerse a sí mismo a través de la literatura infantil

Todos los beneficios que hemos mencionado antes se relacionan con este otro: mediante la lectura sobre personas similares y el conocimiento de su historia y la cultura, los pequeños aprenden a ser aceptados y a aceptar a los diferentes.

Los personajes de las historias de los libros para niños ayudan a que los pequeños se conozcan a sí mismos ya que se identifican que los personajes de las historias, viven sus experiencias y, así, aprenden de sus lecciones. En definitiva, con esta clase de literatura los pequeños ven ejemplos claros de cómo se debe actuar en situaciones que les son cercanas, por lo que les sirve de ayuda cuando se ven en ellas.

El lenguaje de la literatura infantil

Uno de los principales motivos que justifican la importancia de leer es el vocabulario que se adquiere, y no iba a ocurrir diferente con la literatura infantil. Con ella, los pequeños aprenden palabras, sinónimos, metáforas y construcciones sintácticas inusuales gracias a la clase de lenguaje que utilizan estas historias.

Si tu hijo lee literatura pensada para lectores de su edad, adquirirá un lenguaje más preciso y su vocabulario se irá ampliando, al tiempo que aprenderá casi sin querer normas ortográficas y de redacción. Además, es muy común que esta clase de obras tengan muchos juegos de palabras, lo que mantiene despierta la mente del pequeño y le enseña que también se puede "jugar" con el lenguaje.

Emociones en los libros de literatura infantil

La literatura infantil suele incluir también muchos sentimientos y emociones comunes en la vida de los niños. La enorme variedad de sentimientos reflejados en estas historias, que va mucho más allá de la tristeza o la alegría, enseña al pequeño a identificar sus propias emociones, lo que le ayuda a desarrollarlas y entenderlas.

De este modo, las obras literarias cumplen una labor educativa muy importante, ya que intervienen en la formación de la inteligencia emocional de los niños, algo clave para su desarrollo afectivo presente y en el futuro.

Percepciones a través de la lectura de libros infantiles

En estos libros se construyen escenas con una gran potencia sensitiva, visual e incluso sonora, lo que ayuda al niño a desarrollar su capacidad para "enjuiciar las actitudes de los personajes frente a una situación de conflicto y a relacionar dichas actitudes con sus propias experiencias y valores", tal y como explica la maestra de Educación Infantil de Huelva María Carmen Morón en un artículo en la revista Temas para la Educación. A su juicio, la literatura ayuda a evaluar las situaciones, valorar comportamientos de otros y predecir las consecuencias que estos tendrán.

De cumplirse estos grandes beneficios de la literatura infantil, los niños aprenderán de forma natural el gusto por las obras literarias según vaya creciendo, lo que tendrá muchos más beneficios en su vida y su conocimiento.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- Fábulas para niños, el aprendizaje a través de los cuentos

- 12 consejos para adquirir gusto y hábito por la lectura

10 libros para que los niños se enamoren de la lectura

La importancia de los padres en el desarrollo de la lectura

Aprender a leer, ejecicios para niños

La importancia de inculcar la lectura a los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.