Trabajos escolares en grupo, cómo sacarlos adelante

Los trabajos en grupo en la vida del escolar.
ISTOCK

Los deberes escolares no siempre se traducen en ejercicios de una determinada materia que se realizan en casa. También existe otra categoría, los trabajos, que se pueden realizar tanto a nivel individual como en grupo. Una gran oportunidad para poder fomentar la sinergia como una habilidad más en los más pequeños, a quienes toca aprender a formar un equipo eficiente.

Y, al igual que ocurre con todo en esta vida, a trabajar en grupo también hay que aprender. Un conocimiento que debe potenciarse en los escolares no solo para sacar adelante esta tarea, sino por la faceta social del ser humano que lo llevará a integrarse en distintos contextos, tanto en su etapa académica como a la hora de conseguir este objetivo.

La importancia del trabajo grupal

La Fundación Nemours explica que el trabajo en grupo es uno de los ejemplos de la faceta social del ser humano. Pocas personas actúan solas, la mayoría de ellas se integran en grupos donde aportan sus ideas y habilidades. Por este motivo se aconseja promoverlos entre las generaciones más jóvenes para poder desarrollar esta capacidad para relacionarse.

Por una parte los trabajos en grupo permitirán a los alumnos a conocer sus habilidades y cómo estas pueden adaptarse a las del resto para sacar adelante un proyecto en común. Por la otra, los estudiantes tendrán la oportunidad de conocer más a sus compañeros, en especial a aquellos con los que nunca ha interactuado. Este es el motivo por el que se recomienda ir rotando a los integrantes para tener la oportunidad de aprender a funcionar con distintos escenarios.

Además, los trabajos en grupo favorecen la organización de los alumnos. Hay unos plazos que cumplir, por lo que los estudiantes tendrán que cumplir con su parte dentro del objetivo, mientras que da respuesta a otras obligaciones académicas como las tareas del día a día o estudiar para un examen. Planificación que debe realizarse teniendo en cuenta las del resto de integrantes.

El buen trabajo en grupo

La Fundación Nemours recomienda que el primer paso dentro de los trabajos en grupo debe ser una reunión en donde todos se conozcan y establezcan los objetivos. No hay que lanzarse directamente a cumplir una meta cuando esta no se ha definido ni se han marcado las líneas para conseguirla. En este punto debe repartirse la misión de cada integrante.

Habrá que ser justos y tener en cuenta las cualidades de cada uno de los integrantes del grupo para ejercer el reparto de tareas. Tampoco hay que cargar en exceso a nadie, hay que tener en cuenta que todos tienen, en mayor o menor medida, responsabilidades ajenas al trabajo en grupo y con las que tendrán que cumplir.

En cuanto a las reuniones del grupo, la clave es elegir un líder que debe ayudar a que el grupo se mantenga concentrado. Un rol que puede ir rotando entre los miembros del grupo. Otra de las tareas de este integrante debe ser la de repasar los objetivos y el desarrollo del mismo.

Damián Montero

Te puede interesar:

Ayudarle a hacer los deberes no es ayudarle

España, quinto país que pone más deberes

- Piden la racionalización de los deberes

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.