El suelo pélvico: entrenamiento en el embarazo

Calendario embarazo semana a semana

Pincha en cada pétalo o círculo para ver el contenido de tu semana o trimestre de embarazo respectivamente.

42 semanas
Semana 1-4 Semana 5 Semana 6 Semana 7 Semana 8 Semana 9 Semana 10 Semana 11 Semana 12 Semana 13 Semana 14 Semana 15 Semana 16 Semana 17 Semana 18 Semana 19 Semana 20 Semana 21 Semana 22 Semana 23 Semana 24 Semana 25 Semana 26 Semana 27 Semana 28 Semana 29 Semana 30 Semana 31 Semana 32 Semana 33 Semana 34 Semana 35 Semana 36 Semana 37 Semana 38 Semana 39 Semana 40 Trimestre 1 Trimestre 2 Trimestre 3
El suelo pélvico en el embarazo
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Cuidar el suelo pélvico es sinónimo de bienestar porque previene algunas molestias como la incontinencia urinaria tras el parto. Conocerlo y entrenarlo debe formar parte de la rutina diaria de cualquier mujer, independientemente de su edad. Desde la adolescencia, hasta la menopausia, el suelo pélvico necesita entrenamiento, pero con un extra de atención durante el embarazo.

Y es que según el portal web Salud Pélvica, al menos un 80 por ciento de las embarazadas padecen de dolor pélvico, sobre todo a partir del tercer trimestre. Aunque no es una dolencia que, en principio, ponga en peligro la salud del bebé ni de la madre, sí que se trata de una molestia limitante que afecta a la agilidad y al día a día de la mujer que, por ejemplo, encuentra problemas para subir las escaleras o dormir, ya que, a estas molestias en la zona perineal, se suman el aumento de peso y la pérdida de equilibrio propios del periodo de gestación.

Causas del dolor pélvico en el embarazo

En general, las causas del dolor pélvico en el embarazo se pueden sintetizar en dos: hormonales y mecánicas. La primera es debido al aumento fisiológico y positivo de la relaxina, esta hormona permite que los ligamentos se estiren más de lo normal, consiguiendo que las articulaciones se abran y separen, algo necesario para el crecimiento del feto; pero, también, con efectos colaterales para el cuerpo de la mujer, como el dolor de la sínfisis púbica, entre otras consecuencias.

Por otro lado, el problema mecánico es debido a la sobrecarga de determinadas zonas no preparadas para ello, en especial, las que se concentran en el triángulo de la pelvis (espalda, abdomen y suelo pélvico).

Síntomas de alteraciones en el suelo pélvico

- Dolor púbico claramente identificado

- El dolor se puede irradiar hacia la ingle, zona del muslo (interior principalmente)

- Caminar con rotación hacia fuera de la pierna.

Cómo trabajar el suelo pélvico durante el embarazo

Porque cada mujer es única y cada caso diferente, lo más recomendable es acudir a un profesional que realice un diagnóstico y tratamiento específico. No obstante, para entrenar el suelo pélvico durante el embarazo, la fisioterapeuta Victoria Zamora, fundadora de Salud Pélvica, recomienda:

1. Cuida tu postura en el día a día, especialmente controlando la espalda que debe estar siempre lo más erguida posible. Presta atención también a la postura al dormir. Para garantizar que las piernas están alineadas con la pelvis, puedes colocar en la zona de las rodillas un pequeño cojín.

2. Realiza ejercicios que trabajen la zona lumbar, abdomen y suelo pélvico. Se puede hacer deporte suave y moderado de forma regular, siempre que tu ritmo cardíaco no supere aproximadamente las 130 pulsaciones por minuto si ya estabas en forma, o las 95-105 si no.

3. Entrena tu suelo pélvico, si lo mantienes elástico puedes reducir el riesgo de desgarros durante el parto, dolores, o una episiotomía - corte quirúrgico que se realiza en el perineo para ampliar la apertura vaginal-. Para ello, aprende a contraerlo y relajarlo con ejercicios de Kegel, además puedes realizar masajes en la zona perineal.

4. Acude a un fisioterapeuta especializado que trabaje los músculos directamente implicados

5. Usa un cinturón para estabilizar la pelvis, que ejerza una fijación estable, localizada y adecuada en las articulaciones de esta zona.

Cuando hagas deporte, no te olvides de...

- La respiración, siempre debe ser inspiración nasal, espiración bucal.
- Mantener una postura correcta.
- Realizar estiramientos para relajar la musculatura y evitar dolencias.
- Tonificar grupos musculares que puedan verse afectados durante el embarazo y parto.

Victoria Zamora. Fisioterapeuta de Salud Pélvica.

Te puede interesar:

- Consejos para prevenir la episiotomía

- Embarazo semana a semana

- El dolor lumbar en el embarazo y sus causas

- La ciática en el embarazo

Calendario embarazo semana a semana

Pincha en cada pétalo o círculo para ver el contenido de tu semana o trimestre de embarazo respectivamente.

42 semanas
Semana 1-4 Semana 5 Semana 6 Semana 7 Semana 8 Semana 9 Semana 10 Semana 11 Semana 12 Semana 13 Semana 14 Semana 15 Semana 16 Semana 17 Semana 18 Semana 19 Semana 20 Semana 21 Semana 22 Semana 23 Semana 24 Semana 25 Semana 26 Semana 27 Semana 28 Semana 29 Semana 30 Semana 31 Semana 32 Semana 33 Semana 34 Semana 35 Semana 36 Semana 37 Semana 38 Semana 39 Semana 40 Trimestre 1 Trimestre 2 Trimestre 3
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.