Mi hijo es un nini, ¿qué hago?

Qué hacer cuando nuestro hijo es un nini
ISTOCK

Los ninis son jóvenes entre 18 y 34 años que ni estudian ni trabajan. Actualmente se sabe que más del 50% de la población de esa edad es nini y ha ido aumentando produciendo mucha frustración en los padres que se ven incapaces de saber qué es lo adecuado en estos casos.

Pero no son sólo los padres los que lo sufren, algunos de estos adolescentes y jóvenes son ninis involuntarios. Entre las características que definen a estos jóvenes destacan la apatía, el desanimo, la falta de ilusiones, de proyectos y de ganas de hacer algo por su futuro o por su presente, viven perdidos y sin rumbo y esto claramente obliga a la reflexión.

Si antes el futuro estaba un poco más definido y era más evidente, ahora es verdad que se han abierto las posibilidades, pero aunque esto a veces es muy positivo porque aporta nuevas formas de vivir más afines, mucho más donde elegir y más creatividad y libertad para expresar y trabajar, también produce más inseguridad, competencia e incertidumbre.

Más variedad y apatía: el drama de los ninis

Actualmente, el mundo está evolucionando de manera drástica. Se están creando nuevos empleos, trabajos que antes no existían, hay mucha más variedad y se les da la posibilidad de elegir aquello que les guste, pero si antes ya existían personas que no sabían muy bien que profesión elegir hoy en día esto aumenta puesto que además si antes la mayoría trabajaría en el mismo empleo, profesión o trabajo toda la vida ahora cada persona pasará por varios empleos diferentes a lo largo de su vida, y esto es algo que para algunas personas es emocionante y estimulante, pero para la gran mayoría genera angustia y dificultad para adaptarse a un mundo tan cambiante.

Algunos al ver el porvenir negro o difícil, o ante esta inseguridad han tirado la toalla y ni se esfuerzan por hacer nada, se les hace tan grande que ni se molestan en intentarlo.

Causas de la generación nini

La mayoría simplemente no tienen capacidad de esfuerzo, han estudiado mucho y no quieren hacer otros trabajos más duros o que consideran inferiores a lo que merecen así que viven en casa de sus padres mientras estos se esfuerzan para mantenerles. Y aquí subyace una de las causas que hace que muchos padres trabajen duro mientras sus hijos se han convertido en malcriados que viven del cuento, diciendo que no encuentran trabajo de lo suyo.

Pero y mientras tanto, ¿por qué no trabajan en otra cosa? Muchos de ellos han crecido con la hiperpaternidad, en la era de los caprichos y el consumismo, creen que lo merecen todo a cambio de nada, porque sus padres que no recibieron ni tantos regalos, ni afecto, ni estudios han querido ofrecer a sus hijos más compresión, cariño y regalos que ellos no tuvieron.

Hemos pasado de nada a todo sin punto medio de forma que ahora hay un montón de niños mimados, inmaduros con 30 años que mientras puedan seguir viviendo del trabajo de sus padres, vivirán acomodados, no necesitan salir del núcleo familiar porque en él se sienten mejor que en ningún lado.

Soluciones para ninis involuntarios y sus familias

1. Para los padres. Mucha comprensión, amor y apoyo para los que realmente si quieren cambiar su situación y aunque buscan con interés no encuentran trabajo, darles bastantes tareas en casa, para que se mantengan activos, cooperen, se sientan útiles y que no se acomoden. Como recomendaciones de actuación para con sus hijos nini, es aconsejable no darles dinero en general para gastos innecesarios sólo para lo imprescindible, poner límites y confiar en que pueden salir de esa situación aunque sea un poco difícil, evitar verles como pobres niños cuando ya no lo son, ni desvalidos porque tienen todo el potencial en su interior para salir adelante, son mucho más de lo que parece.

2. Para el nini involuntario. Sigue creyendo en ti y en la vida, a pesar de las caídas, las decepciones y todas las veces que te hayan dicho no en una entrevista, sigue luchando por ti, no te abandones ni te olvides que porque no encajes en algunos sitios eso no significa que pronto encontrarás tu lugar. Pero no vendrán a buscarte a casa, así que sal, manda muchos curriculuns, inténtalo mil veces, hazlo como si lo hicieras por un niño pequeño al que no le cogen en un colegio. Seguro que seguirías buscándole otro hasta encontrarle su sitio, no lo dejarías por perdido, no le echarías la culpa de que no lo hayan cogido en otros sitios, seguirías amándolo igual y valorándolo, hazlo así contigo.

Ideas para los nini voluntarios

-  Si ahora no tienes ilusión por nada en especial, no te preocupes, prueba, vive la experiencia, si no te gusta o sientes la necesidad de cambiar, hazlo pero no vivas medio muerto, sin vivir experiencias, sin crear tu propia historia, sin sentirte útil, capaz, contribuye al mundo con tu energía y cualidades, no importa tanto el trabajo que hagas si todavía no encuentras tu pasión lo que importa es que pongas pasión en todo lo que hagas. Y un día cuando menos te lo esperes estarás disfrutando con lo que haces y empezarás a ver nuevas posibilidades que se abren ante ti, y ya te habrás acostumbrado a trabajar, a esforzarte, a ver que puedes hacer muchas cosas, te sentirás más seguro y preparado para aquello que te espera y que vas a hacer con gusto y te dará el dinero que tu quieres para hacer cosas que te encantan.

- Sal de la energía densa del conformismo, de la comodidad, de la queja, el victimismo, practica la humildad, aprende y vibra en una actitud positiva, colabora y contribuye al mundo.

Idoia Berridi. Nutricionista y life coach. Autora del Libro Método BeLove. Blog Sé feliz, sé sano, sé tú.

Te puede interesar:

- Hiperpaternidad, cuando el cuidado de los niños se torna excesivo

- No, tu hijo no es tu "mini-yo"

Ideas para superar una situación de desempleo

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.