Renault Talisman Sport Tourer: equilibrio de cualidades

Renault Talisman Sport Tourer
Foto: RENAULT Ampliar foto

Es enorme la aportación de la marca francesa en el segmento de los coches familiares medios, pues hace 46 años que al mercado español llegó el Renault 12 familiar, que curiosamente aún se sigue viendo en nuestras carreteras. Este modelo fue quizá el primero que abrió los ojos a los usuarios para entender las ventajas de las carrocerías familiares. Tras él llegaron otros como el Nevada o el R18 familiar. Ahora llega el turno a la versión familiar del Talisman. Su desarrollo supone todo un nuevo ejercicio de diseño, es distinto y con una imagen propia, atractiva desde el exterior y muy funcional en el interior.

Esta mezcla de atractivo y practicidad es quizá una de las razones por las que en Europa ya se venden más carrocerías familiares que berlinas, aunque en España solo suponen el 25 por ciento del mercado.

El nuevo Sport Tourer ofrece todas las ventajas y aportaciones de la berlina y similares dimensiones, con 4,86 metros de largo, 1,87 de ancho y 1,46 de altura. También mantiene su gran distancia de ejes, de 2,81 metros, que es responsable del gran espacio que deja para los ocupantes y su equipaje.

Gran capacidad

Como el capítulo de la habitabilidad es lo que distingue a la versión Sport Tourer, nos detendremos en él. El maletero del Talisman es de los que hacen eco por su gran profundidad -1,11 metros, que en la versión familiar alcanza un volumen de 572 litros-, con un acceso de carga mejorado de 57 cm y una apertura de 1 metro. Cuando se abate la banqueta trasera, la longitud de carga alcanza los 2 metros y el volumen aumenta a casi los 1.700 litros. El portón cuenta con sistema de apertura manos libres que se activa con un movimiento del pie debajo del paragolpes, con cierre motorizado.

El ambiente interior del Sport Tourer es igual que en la berlina y el espacio para los pasajeros se distingue por los detalles de confort. Por ejemplo, en las versiones con asientos eléctricos, el del conductor se retrasa 5 cm para facilitar su acceso, y una vez sentado vuelve a su posición inicial. Estos asientos tipo business class tienen toda clase de reglajes, calefacción, función ventilación e incluso masaje regulable, con programas memorizables para seis perfiles personales.

Ambiente personalizado

Renault Talisman interior

Una de las principales innovaciones del Talisman fue el centro de control, denominado R-Link 2. En realidad se trata de una tablet conectada, que desde el segundo nivel es una pantalla de formato horizontal de 7 pulgadas y en las versiones superiores, con una pantalla vertical de 8,7 pulgadas. Este sistema pilota la tecnología Multi-Sense y las ayudas a la conducción, además de las funciones clásicas: navegación, audio y climatización, entre otros, que se complementan con botones de acceso directo, la rueda de la consola central y los mandos adicionales en el volante, que completan otras muchas funciones que se pueden controlar desde la pantalla táctil.


En torno a toda la tecnología que incorpora este coche, dos resultan realmente impactantes: el sistema 4Control y la amortiguación pilotada. El primero es un innovador sistema de cuatro ruedas directrices, según el cual, por debajo de 50 km/h en modo confort (60 km/h en modo neutro y 80 km/h en modo sport), las ruedas traseras giran en la dirección opuesta a las delanteras, con una amplitud máxima de 3,5 grados. En términos de sensaciones, es como si el coche acortara su batalla en beneficio de la máxima agilidad. Por encima de este umbral, las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las delanteras. El efecto es entonces comparable al que proporcionaría un alargamiento de la batalla, en beneficio del placer de conducción, de la estabilidad y de la sensación de seguridad.

La amortiguación pilotada es un dispositivo que adapta en todo momento la reacción de los amortiguadores al estado de la carretera, a las condiciones dinámicas así como a las acciones del conductor, analiza de forma continua las condiciones de circulación y ajusta su respuesta hasta cien veces por segundo. El resultado en este caso es un confort de marcha superior para los pasajeros y nuevas sensaciones de mejor respuesta para el conductor.

La versión familiar acoge las mismas motorizaciones que la berlina. Dos de gasolina, los TCe de 150 y 200 caballos y los tres diésel dCi de 110, 130 y 160 caballos, con cajas de cambio manuales y automáticas según motorización.

La gama está articulada en torno a cuatro niveles, Life, Intens, Zen e Initiale París. Este último nivel es el máximo exponente de refinamiento de la marca en materia de bienestar y servicios. 

Ficha técnica:

Motores: Gasolina 1.6 TCe de 150 y 200 CV. Diésel dCi 1.5 de 110 CV y 1.6 de 130 y 160 CV.
Transmisión: Tracción delantera y cambio manual de 6 vel. o automático de 6 y 7 marchas.
Frenos: Discos, ventilados en el eje delantero.
Dirección: De asistencia eléctrica con cremallera.
Prestaciones: Velocidad máxima, desde 195 hasta 237 km/h.
Largo/ancho/alto: 4,86/1,87/1,46 metros.
Capacidades: Maletero 572/1.700 litros.
Precios: Desde 25.400 hasta 43.000 €.

Francisco del Brío. Newsmotor.

Te puede interesar:

- Renault Espace, el más seguro para los niños

- Renault Espace: robusto, elegante e innovador

- Renault Kadjar, el español más polivalente

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.