Las manos, esas grandes olvidadas

Las manos, esas grandes olvidadas
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Las manos hablan por sí solas, enfatizan, aportan glamour y aumentan el atractivo y la belleza femenina. Aprender a cuidarlas y a controlarlas, por qué no, es fundamental para nuestra imagen. La gente no se suele fijar en las manos, esas grandes olvidadas, pero cuando lo hace se convierten en un arma de doble filo.

La cara y la cruz de la moneda se hace evidente cuando los la mirada de los demás se posa en ellas: si las tienes horrorosas puede que apaguen considerablemente tu look y al revés, si las llevas estupendamente cuidadas, aumentan indiscutiblemente tu encanto.

Las manos, esas grandes olvidadas, son importantes porque hablan cuando tu no hablas... Bueno, más bien porque te ayudan a hablar y a enfatizar lo que dices porque ¡qué sería de nuestras regañinas sin ese índice amenazante o esa palma estirada a la altura de la oreja! Broncas aparte, aunque las pongamos al final de la cola en nuestra rutina diaria para alcanzar la belleza suprema, las manos son una de las partes más expresivas del cuerpo y, dicho sea de paso, grandes delatoras de la edad. Cuidarlas y aprender a moverlas supondría un plus en nuestra imagen.

Detalles de glamour en las manos

Precisamente, las manos al ser unas grandes olvidadas, siempre que utilizas los complementos adecuados, captas la atención sobre ellas, cobran vida y se glamourizan:
-   Los guantes. Te aportan sofisticación. Llévalos siempre que puedas, pero sólo cuando la ocasión lo requiera, o sea, tiene que hacer frío, llevar un complemento por el puro sentido estético no sé, es un poco absurdo. Obviamente siempre de cuero, los de punto o de forro polar mejor para la sierra.

-   La muñeca posee cierta fascinación, destácala usando guantes cortos, que acaben justo antes del hueso de la muñeca o lleva relojes grandes de color llamativo, pulseras tintineantes o tipo brazalete.

-   La manga francesa también destaca tus manos porque parecen alargarse y además descubre el antebrazo, una de las pocas partes del cuerpo que se mantienen medianamente presentables con el paso de los años.

-   Las uñas siempre pintadas. Las expertas recomiendan colores claros sobre las pieles claritas, sin embargo, los colores oscuros son más chic y aportan glamour al cien por cien. Las uñas se llevan cortas, a ras de yema o ligeramente por debajo; evita el efecto mordido aunque lo lleven muchas celebrities porque resta sensación de limpieza. Las largas estilo loba pasaron a la historia y esperemos que por mucho tiempo, por el bien de nuestros hijos (más de uno se ha llevado un arañazo gracias a ellas, sin querer, claro).

-   Los anillos grandes denotan personalidad, estilizan los dedos y son blanco indiscutible de miradas -por esa razón asegúrate de tener las manos perfectas para que no te salga el tiro por la culata-.

El cuidado de las manos

-   Lávalas con agua fría e hidrátalas todas las mañanas; usa una crema con spf para evitar las manchas que tanto afean las manos.
-   Dicen que lo que más estropea las manos es limpiar los cacharros sin guantes. Haz la prueba, limpia durante una semana con guantes puestos a ver qué pasa.
-   Una vez a la semana utiliza una crema exfoliante para eliminar las células muertas.

El lenguaje de las manos

Para los expertos en protocolo el control de los gestos de la mano aporta seguridad y te distingue de los demás:

-   Usar las manos para expresarte está bien, añade energía a tu discurso, pero no hace falta usarlas para describir todo lo que se dice.
-   Los movimientos de las manos siempre tienen que ser delicados, suaves y armoniosos; evita agitar las manos demasiado rápido y hacer gestos exagerados.
-   Recuerda que gestos como poner las palmas hacia arriba o llevar eventualmente la palma de la mano al pecho mientras hablas denotan confianza y honestidad.
-   Saludar de lejos con la mano es una muestra de afabilidad; si no hay amistad, como puede ser con el portero, se levanta la mano en plan "hau", si es una amiga se puede agitar la mano de un lado a otro; terminantemente prohibidos los saludos de buen rollo tipo bebé de 7 meses, al más puro estilo Operación Triunfo.

Marina Echánove. Estilista y escritora
Autora del libro Tu estilo. Las claves de la elegancia, la feminidad y la distinciónde Editorial Palabra

También te puede interesar:

- Los peligros escondidos de las uñas de gel

- Cómo cuidar las uñas de los niños

- Cómo cuidar las uñas

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.