Ojeras, cómo quitarlas y prevenir su aparición

Minimiza tus ojeras
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Las ojeras es uno de los problemas estéticos que más pueden molestar, debido a su gran visibilidad. Normalmente, achacamos el origen de las ojeras a la falta de sueño y al ritmo de vida que llevamos, y aunque esto no ayuda a mejorarlas, no es la causa directa de su aparición. Su origen se debe a otros factores, como los genéticos, la pérdida de elasticidad de la piel que se acentúa con el paso del tiempo e incluso a factores relacionados con la nutrición, presente en nuestros hábitos de vida.

Tratamientos para eliminar las ojeras

Hoy en día, gracias a los estudios llevados a cabo por especialistas del mundo de la dermoestética, se han conseguido técnicas y tratamientos que, junto con unos hábitos de vida saludables, pueden conseguir minimizar en gran medida su apariencia y color.

-   Ojeras por pérdida de elasticidad de la piel, por flacidez. Estas ojeras suelen aparecer a medida que pasa en tiempo por el envejecimiento de la piel. Son frecuentes en personas de edad avanzada y se relacionan con la aparición de las arrugas. Pueden ser tratadas con mesoterapia, ácido hialurónico de hidratación, silicio y aminoácidos, así como con radiofrecuencia, peeling o láser.

-   Ojeras hundidas. Este tipo de ojeras se debe a la aparición de surcos en la zona y desplazamiento de las bolsas grasas que pueden tratarse con infiltraciones con ácido hialurónico consiguiendo eliminar el aspecto de cansada.

-   Ojeras de coloración. El mejor tratamiento para este tipo de ojeras es la prevención de
las mismas a través de protección solar, pero pueden tratarse con peeling y cremas despigmentantes.

-   Ojeras por problemas circulatorios. Este tipo de ojeras son de color morado o azulado. Estas ojeras se hacen más evidentes con el paso de los años, ya que a medida que van pasando los años, la piel se vuelve más fina y transparente. Pueden mejorarse con cremas de vitamina K y drenajes.

-   Ojeras transitorias. Como su nombre indica, son ojeras que aparecen de forma puntual debido a la falta de sueño o alguna patología concreta. Estas ojeras ceden por sí mismas aunque, en un momento dado pueden mejorar con masajes, drenajes y compresas frías.
.

Cómo prevenir la aparición de ojeras

Una vez que la ojera ha sido tratada, es muy importante adoptar una serie de precauciones para evitar que vuelvan a aparecer:

-   Hidratación. Es fundamental beber entre 1,5 y 2 litros de agua  al día para hidratar bien la piel y el resto del organismo.

-   Protección solar. Los rayos ultravioletas son cada vez más dañinos. Es importante proteger la piel de estos rayos, todo el año, incluso en días nublados. La ojera al recibir estos rayos que alteran la melanina de la piel, pueden llegar a oscurecerse y resultar más evidentes.

-   Descanso reparador. Importante también obtener el sueño de 8 horas diarias.

Dra. Nazaret Romero. Doctora y formadora en Medicina Estética

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.