Música y danza, terapia para los niños con TDAH

Terapia de música y danza para niños con TDAH
THINKSTOCK

Dentro de las terapias posibles para tratar el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad TDAH, la música puede ser muy útil para mejorar las relaciones sociales del niño, ayudar a la relajación, fomentar la creación de esquemas mentales o coordinar y armonizar sus movimientos ya que, aunque presentan una mayor movilidad que otros niños, tienen la motricidad gruesa (se tropiezan o golpean con facilidad) y fina menos precisa.

Acción-relajación musical para niños con TDAH

La música debe ser usada como objeto en sí misma para que ofrezca resultados positivos en los niños con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad TDAH. La extendida costumbre de realizar una actividad con música de fondo para favorecer la relajación se desaconseja en niños hiperactivos debido a que éstos tienen dificultades en saber hacia dónde dirigir su atención y la música actuaría desorientando la focalización.

En este sentido es muy eficaz el trabajo de acción-relajación musical en el que se alternan  periodos cortos de música animada, en la que el niño se mueve y libera su necesidad motriz, con otros de música tranquila en la que los niños tumbados debe intentar respirar acompasadamente. En este ejercicio poco a poco se irán incrementando los periodos de reposo con respecto a los de acción para que el niño aprenda a sentir su cuerpo en calma.

Danzaterapia para niños con TDAH

Para controlar la motilidad, armonizar los movimientos y mejorar el comportamiento social, la danzaterapia puede ser de gran ayuda para los niños con TDAH. Con el objetivo de que el pequeño realice trayectorias correctas y bien definidas y no invada las de sus compañeros, se pintan en el suelo los trazos de baile que los participantes deben seguir. Esta actividad supone además el esfuerzo de tener que mantener la concentración en varios estímulos simultáneos, ya que mientras se realizan las trayectorias, los pasos deben estar rítmicamente acordes con la música.

Los niños con TDAH y los instrumentos musicales

Es muy útil para los niños hiperactivos que se inician con un instrumento no simultanear la técnica del mismo con otras actividades asociadas como la lectura para permitir la focalización en una única actividad. Asi mismo la enseñanza de la práctica debe conllevar un método para reestructurar el déficit de  estrategias cognitivas, como puede ser el Entrenamiento en Autoinstrucciones desarrollado por Meichembaun y Goodman. En él, el profesor explica en voz alta cómo se realiza una tarea determinada, modelando de esta forma las instrucciones mentales que el niño posteriormente se dará cuando le toque a él repetir el ejercicio.

Además de las expuestas, hoy en día existen numerosas terapias de diferente naturaleza que pueden ayudar a corregir muchos de los problemas generados por el TDAH, por lo que lo más importante es que el problema pueda ser diagnosticado y tratado a tiempo.

Marina Berrio

Te puede interesar:

- La danza: así beneficia a nuestro cerebro

- Música y danza, terapia para los niños con TDAH

- Las 8 inteligencias de los niños: juegos para potenciarlas

- A bailar con Cantajuego

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.