7 consejos de alimentación de los pediatras de la AEP

Consejos de alimentación de la AEP
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Una alimentación completa y equilibrada desde la infancia tiene el poder de mantener la salud y prevenir enfermedades. Los pediatras de la Asociación Española de Pediatría AEP han elaborado una serie de 7 consejos para estructurar y mejorar la alimentación de los niños. Son los consejos de la Tropa Supersana y el Superpoder de la Alimentación, que se ofrece su web en el apartado Superpoderes de la AEP.

Esta alimentación equilibrada en la dieta de los niños se consigue con una dieta variada que incluya todos los grupos de alimentos. Según manifiestan los pediatras de la AEP, "si los niños empiezan desde el principio a comer de todo, se acostumbran para siempre".

7 consejos para una buena alimentación infantil

1. Apúntate a la dieta mediterránea. Los principios básicos de la dieta mediterránea los tenemos muy bien arraigados en nuestra cultura. Están basados en dar prioridad en la dieta a los vegetales, entre los que se incluyen frutas, verduras, hortalizas y legumbres, cereales como pan, pasta, arroz, y más carne de aves y pescado que carne roja

2.  Desayuna siempre antes de ir a clase. Es muy importante no saltarse el desayuno porque mejora el rendimiento en la escuela, ayuda a mantener un peso adecuado ya que evita que se coma más cantidad a lo largo del resto del día y aporta energía, proteínas y vitaminas, con las que fortalecemos el cuerpo frente a algunas enfermedades.

El desayuno ideal debe estar compuesto por leche, cereales (pan, galletas, copos, preferiblemente integrales) y fruta o tomate (una pieza entera o zumo natural). Mejora el rendimiento físico e intelectual y evita la obesidad.

3.  Come siempre que puedas en familia. Conviene comer despacio, masticando bien, sentados en la mesa y sin distracciones como la televisión o el móvil. Comer en famillia tiene muchas ventajas entre ellas ayudar a los niños a aprender buenos hábitos alimenticios, dar ejemplo de una alimentación saludable y pasar juntos un tiempo valioso en familia. 

4.  Come 5 piezas al día de frutas, verduras y hortalizas. Dos o tres deben ser frutas enteras y a mordiscos. La fruta es mejor postre que un lácteo. No más de un vaso de zumo natural, recién hecho, al día.

5.   Haz 5 comidas al día. Desayuno, comida y una cena ligera. Además, a media mañana y merienda, es mejor comer una fruta fresca o un bocadillo que un zumo envasado o bollería industrial.

6.  Toma alrededor de medio litro de leche al día. Asi obtendrás la cantidad de calcio que necesitan tus huesos en la etapa de crecimiento.

7.  No consumas grasas en exceso. Utiliza aceites vegetales (especialmente de oliva). Además, elimina la grasa visible de las carnes o la piel del pollo. Cocina los platos de forma sencilla, es decir, hervido, a la plancha o al horno.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

- Los 7 grandes errores para enseñar a los niños a comer

- Sentarse en la mesa para comer juntos

- Niños que no quieren comer

- Enseñar educación en la mesa

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.