Cuánta leche deben tomar los niños

La leche en los niños.jpg
HACER FAMILIA

El calcio es muy importante en el desarrollo de los huesos y por lo tanto en el crecimiento de los niños. Y la leche lleva mucho calcio, de ahí que este alimento sea parte esencial de la alimentación infantil. La leche juega un importante papel en la alimentación infantil.

La leche contiene un alto valor nutritivo y es una abundante fuente de calcio, mineral necesario para la formación y el mantenimiento del esqueleto y de los dientes.

La necesidad de calcio es más alta durante la niñez y la adolescencia porque los huesos están en fase de crecimiento y es necesario contar con calcio adicional para que los huesos se fortalezcan. La mayor parte del calcio que se necesita para lograr huesos fuertes tiene que obtenerse antes de los 17 años.

La infancia es el periodo en el que se da el desarrollo de los huesos, pues en los primeros años se forma más del 90% de la masa ósea que tendrá de adulto. Por tanto, además de consumir alimentos ricos en calcio, ya sea leche u otros alimentos, es esencial la exposición al sol y la práctica de ejercicio.

Cantidad de leche que debe de tomar el niño

- Entre el primer y tercer año, es recomendable que el bebé tomar unos 500 0 600 ml de de leche diaria al día para cubrir las necesidades de calcio.

- En los primeros años, se recomienda tomar leche entera, porque necesitan la grasa para sus cerebros en desarrollo.

- Durante toda la vida se debe tomar al menos dos raciones de lácteos al día, o lo que es lo mismo:

- Dos vasos de leche.

- Un vaso de leche y dos yogures.

- Un vaso de leche, un yogur y algo de queso.

Alergia a la leche

Muchos son los casos de niños que tienen alergia a las proteínas de la leche de la vaca. Esta alergia se puede presentar con la aparición de hinchazón de los labios y la cara, manchas rojas y habones con picor en cualquier parte del cuerpo, nauseas o vómitos y dolor abdominal.

Intolerancia a la lactosa

 Las personas con intolerancia a la lactosa no pueden digerir la lactosa, tipo de azúcar que se encuentra en la leche y en otros productos lácteos.Un rato después de tomar leche o derivados (no de inmediato) puede tener nauseas, dolor de barriga y a veces diarrea

Los niños generalmente superan las alergias o las intolerancias para el momento que alcanzan su primer año de edad Un exceso de lácteos puede quitarles el apetito e impedir que tomen otros alimentos, lo que provocaría una disminución de las reservas en hierro, ya que el calcio interfiere en la absorción de este mineral tan importante.

Noelia de Santiago Monteserín

Te puede interesar:

- Niños con alergia a la leche

- 10 mitos sobre la leche

- Leches de crecimiento y adaptadas: el dilema

- La leche materna en la lactancia

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.