Actualizado 18/06/2024 12:18

Juegos y actividades para potenciar el desarrollo cognitivo de nuestros hijos este verano

Archivo - Juegos para mantener la mente activa este verano Juegos para mantener la mente activa este verano - ISTOCK 

El verano es una época esperada por todos, especialmente por los más pequeños, quienes anhelan disfrutar de sus vacaciones después de un largo año escolar. Sin embargo, este periodo no solo debe ser visto como un momento de descanso y ocio, sino también como una oportunidad para estimular y potenciar el desarrollo cognitivo de nuestros hijos.

En lugar de permitir que el aprendizaje se detenga durante estos meses, hay que aprovechar el tiempo libre para incorporar actividades que, además de ser divertidas, contribuyan al crecimiento intelectual y emocional de los pequeños. Cuando hablamos de desarrollo cognitivo nos referimos a la evolución de las habilidades como la memoria, la resolución de problemas, la comprensión y la toma de decisiones. Estas aptitudes son fundamentales para el éxito académico y personal de los niños, a lo largo de sus vidas.

5 ideas para mantener la mente activa este verano

Durante el verano, cuando los niños están libres de las obligaciones escolares y tienen más tiempo para explorar, es el momento ideal para fomentar estas capacidades de manera lúdica y creativa. Algunas ideas para potenciar este desarrollo podrían ser:

1. Juegos de mesa

Juegos de mesa

Los juegos de mesa son una herramienta fantástica para desarrollar diversas habilidades cognitivas. Juegos como el ajedrez, scrabble y monopoly pueden mejorar la memoria, la concentración, el pensamiento estratégico y el vocabulario. Además, estos juegos fomentan el pensamiento crítico y la toma de decisiones, sin dejar atrás la diversión.

2. Lectura conjunta

Lectura conjunta

La lectura es una actividad fundamental para el desarrollo cognitivo de los niños. Durante el verano, puede ser beneficioso establecer un tiempo diario de lectura conjunta. Elegir libros apropiados para su edad, de idiomas, discutir sobre las historias, los personajes.... esto no solo mejora la comprensión lectora, sino que también estimula la imaginación y la empatía. Crear un pequeño club de lectura familiar puede hacer esta actividad aún más entretenida.

3. Actividades artísticas

Actividades artísticas

El arte es una excelente manera de fomentar la creatividad y el desarrollo cognitivo. Pintar, dibujar, hacer manualidades... Son actividades que estimulan diferentes áreas del cerebro. Estas actividades no solo mejoran la coordinación y las habilidades motoras finas, sino que también permiten a los niños expresar sus emociones y desarrollar su capacidad de concentración.

4. Excursiones y campamentos de verano

Excursiones y campamentos de verano

Las visitas a museos, planetarios, zoológicos y parques naturales son buenas oportunidades para aprender fuera del aula. Estas excursiones permiten a los niños explorar nuevos entornos, aprender sobre historia, ciencias naturales y culturales y desarrollar una comprensión más profunda del mundo que los rodea. En este sentido, los campamentos de verano son una excelente opción en la que los niños no solo socializan entre ellos, sino que también aprenden. Desde TEMS, cada año se imparten campamentos de verano con el fin de continuar enriqueciendo las habilidades y conocimientos de los alumnos.

5. Actividades al aire libre

Actividades al aire libre

El tiempo al aire libre es esencial para el desarrollo físico y mental de los niños. La jardinería, los deportes en equipo y las caminatas en la naturaleza no solo suponen beneficios para la salud física, sino que también promueven habilidades como el trabajo en equipo, la disciplina y la observación. La naturaleza es un aula viviente que ofrece infinitas posibilidades de aprendizaje.

En definitiva, el verano ofrece una valiosa oportunidad para combinar diversión y aprendizaje. Al incorporar una variedad de juegos y actividades educativas en la rutina diaria, así como los campamentos, los padres pueden ayudar a sus hijos a desarrollar habilidades cognitivas importantes mientras disfrutan de sus vacaciones. La clave está en elegir actividades que sean tanto educativas como entretenidas, permitiendo a los niños explorar, experimentar y aprender de manera natural y divertida.

Abigail Kay. Directora de Infantil del Colegio TEMS

Te puede interesar: 

Psicomotricidad gruesa, ejercicios para niños de 2 a 4 años

- 5 consejos para leer en voz alta a tus hijos

- Manualidades de verano para niños: collares y pulseras de conchas marinas

- Educación ambiental: ideas para disfrutar de la naturaleza con niños

- 10 rutas de senderismo para disfrutar de la naturaleza en familia

Leer más acerca de: