Consejos para disfrutar del Carnaval sin riesgos

Por un Carnaval sin riesgos para los niños
ISTOCK

La fiesta del Carnaval es muy divertida, pero a la vez puede resultar peligrosa para los niños al manipular pinturas de maquillaje, purpurinas, objetos que pueden dañarles y contacto con algunas prendas que puegden resultarles alérgicas. Por este motivo, la Asociación Española de Pediatría AEP nos ofrece una serie de consejos para que los  los disfraces, el maquillaje y los complementos de attrezzo no supongan un riesgo para los niños.

La Asociación Española de Pediatría (AEP), a través de su iniciativa "Únete a la Tropa Supersana. Descubre tus poderes", recuerda algunas medidas de prevención para evitar heridas o accidentes entre los más pequeños con la llegada del Carnaval. Concretamente, el coordinador del Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones No Intencionadas en la Infancia (CSPLNII) de la AEP, el Dr. Santiago Mintegi, señala que "para evitar rojeces, reacciones alérgicas o pequeñas heridas en la piel, sobre todo en aquellos niños con pieles sensibles, es aconsejable lavar todas las prendas del disfraz antes de usarlas por primera vez".

Principales riesgos del Carnaval para los niños

1.   Sarpullidos y rojeces, las lesiones más comunes entre los niños en Carnaval. Se producen por contacto directo con algunos materiales de los disfraces. La recomendación es lavarlos antes de ponerlos.

2.   Heridas en la piel. Los complementos como varitas o espadas deben ser de materiales blandos y puntas redondeadas para evitar lesiones en los niños.

3. Quemaduras. Los expertos recuerdan que los niños no deberían manipular cohetes o petardos.

Erupciones, sarpullidos y rojeces en Carnaval

Pintacaras: el éxito del Carnaval infantil

Están producidas por las telas, las caretas y el maquillaje facial, principalmente: 

1. Telas. "Algunas telas de disfraces pueden provocar erupciones al estar contacto con la piel del niño", señala el doctor Santiago Mintegui. Por eso, recomienda "utilizar camisetas interiores, mallas o leotardos debajo de la ropa del disfraz. Esto ayudará no solo a evitar reacciones, sino también a mantener al niño más protegido frente al frío de la calle".

2. Caretas. Son elementos muy empleados durante los días de carnavales y la cara es una zona especialmente sensible en los niños. Antes de elegir una careta el doctor Mintegi aconseja comprobar "por un lado, que el niño respira sin dificultad y, por otro, que ésta no entorpece su campo de visión y les permite ver sin problemas todo lo que pasa a su alrededor. Si el niño no ve bien puede tropezar o sufrir algún accidente. Hay que tener en cuenta, además, que en carnavales, el color, los disfraces y el ruido pueden desorientar a los niños fácilmente".

3. Maquillaje facial. Los pediatras recuerdan que es necesario emplear pinturas de cara especialmente diseñadas para ello, como pinturas hipoalergénicas o pinturas al agua, que ayuden a prevenir reacciones alérgicas o irritaciones de piel. "Se aconseja administrar una capa de crema hidratante tanto antes del maquillaje, como tras quitarlo lavando la cara con agua y jabón. De esta forma mantendremos la piel hidratada y protegida", aclara el doctor. Para los niños con piel especialmente sensible, se recomienda hacer una pequeña prueba de pintura en la muñeca antes de maquillar para ayudar a detectar posibles reacciones.

Accidentes infantiles con motivo del Carnaval

Durante las fiestas de Carnaval son comunes las heridas de la piel y las quemaduras debido al mal uso de los complementos de los disfraces y a los juegos pirotécnicos.

1. Complementos del disfraz. Algunos como varitas o espadas, deben ser de materiales blandos y con puntas redondeadas para que no puedan causar heridas.

2. Los juegos pirotécnicos. Los petardos son un riesgo para los niños. El uso de petardos y cohetes es muy habitual en fiestas como los carnavales. El ruido y el color son muy llamativos, por lo que desde la AEP se advierte que "hay que extremar las precauciones cuando se están manejando elementos pirotécnicos alrededor de niños para evitar quemaduras y accidentes". En cuanto a su uso, los pediatras insisten en que cualquier tipo de elemento pirotécnico debe ser manipulado por adultos. El doctor Mintegi es tajante al respecto: "desde el Comité creemos firmemente que los niños no deben manipular cohetes o petardos bajo ningún concepto al ser elementos potencialmente peligrosos que pueden causar quemaduras, heridas o lesiones auditivas de distintos grados".

Asimismo, hacen hincapié en que siempre deben cumplirse unas normas de seguridad básicas al respecto, como evitar su lanzamiento en interiores o espacios cerrados, o comprobar que los elementos que componen el disfraz está compuesto de materiales no inflamables. "Mantener siempre el sentido común y buscar la forma de evitar posibles peligros es la mejor manera de disfrutar de fiestas como los carnavales en todo su esplendor", concluye el Dr. Mintegi.

Marisol Nuevo Espín
Más información. Consulta la web de la AEP Tropa Supersana Carnavales. Diversión sin riesgos.

Te puede interesar:

- Disfraces de Carnaval para niños

- Estimula su imaginación con el disfraz

- Jugar con disfraces

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.