10 ejercicios de gimnasia cerebral para niños y adultos

Gimnasia cerebral
Foto: ISTOCK Ampliar foto
correo

Prevenir de forma activa la salud cerebral y potenciar el conocimiento de las enfermedades neurológicas, que afectan al 16 por ciento de la población, son los principales objetivos de la gimnasia cerebral, una serie de ejercicios de agilidad mental, diseñados tanto para adultos como para niños, que mejoran numerosas habilidades cognitivas.

Gimnasia para el cerebro

La gimnasia para el cerebro se basa en ejercitar nuestra mente a través de nuestro cuerpo y de los sentidos. Estos ejercicios se pueden realizar desde que somos niños porque con cada movimiento estamos creando redes neuronales y fortaleciendo nuestro cerebro, para formar la base de nuestro aprendizaje.

El creador de los ejercicios de gimnasia cerebral fue el sociólogo estadounidense Paul Dennison, quién buscó la forma de realizar interconexiones neuronales en el cerebro de las personas para solventar problemas de aprendizaje, expresión y concentración, entre otros.

Con la realización de estos ejercicios de Brain Gym o gimnasia cerebral, se logra unir el hemisferio cerebral izquierdo con el derecho provocando así un mayor nivel de concentración y creatividad, y de mejora de las habilidades motrices y del aprendizaje.

En principio, podría pensarse que estos ejercicios son específicos para las personas mayores, ya que su objetivo es frenar el deterioro cognitivo que se produce con la edad, sin embargo, esta gimnasia para el cerebro se puede realizar con niños desde los 6 meses de edad, y también sirve para solucionar problemas de lectura, escritura, dislexia o hiperactividad. Así, en Inglaterra, por ejemplo, los ejercicios de gimnasia para el cerebro están financiados por el Estado en las escuelas públicas. 

Algunas empresas también los han incorporado a su personal buscando potenciar la creatividad y la motivación de sus empleados y lograr una mayor unión de los equipos de trabajo. Actualmente, está presente en al menos 80 países del mundo. 

10 ejercicios de gimnasia para el cerebro

Existe una serie de 26 movimientos corporales sencillos que ayudan a conectar ambos hemisferios del cerebro. Aquí hemos recopilado 10 ejercicios prácticos de Brain Gym o gimnasia cerebral, que se pueden realizar en cualquier situación.

A la hora de realizar los ejercicios, la continuidad es fundamental. De manera que se deben realizar todos los días durante 30 segundos y repetir cada uno unas 10 veces. Además, antes de comenzar es necesario mantener una respiración abdominal (no torácica) y beber un poco de agua. 

1. Doble garabateo. Dibujar con las dos manos al mismo tiempo, hacia adentro, afuera, arriba y abajo. 

Este ejercicio estimula la escritura y la motricidad fina.

2. El elefante. Consiste en hacer imaginariamente un ocho acostado. Se hace con el brazo estirado y la cabeza pegada al hombro del mismo lado.

Este ejercicio activa el oído interno para mejorar el balance y equilibrio y también integra el cerebro para escuchar con ambos oídos. Activa el cerebro para la memoria a corto y largo plazo. 

3. Gateo cruzado. Se realiza tocando enérgicamente la rodilla izquierda con el codo derecho y viceversa.

Entre sus beneficios destaca que activa el cerebro para mejorar la capacidad media visual (mejora los movimientos oculares), auditiva, kinesiológica y táctil, favorece la concentración y mejora la coordinación.

4. La lechuza. Consiste en colocar una mano sobre el hombro del lado contrario, apretándolo firme, y girar la cabeza hacia ese lado. Después, respira profundamente y suelta el aire girando la cabeza hacia el hombro contrario. Repite el ejercicio con el otro lado.

Este ejercicio estimula la comprensión lectora y libera la tensión del cuello y hombros.

5. Botones del cerebro. Coloca una mano en el ombligo y con la otra mano dibuja 'unos botones imaginarios' en la unión de la clavícula con el esternón (como hacia el pecho), haciendo movimientos circulares en sentido del reloj.

Con la realización de este ejercicio estimulas la vista y mejoras la coordinación bilateral.

6. Bostezo enérgico. Coloca la yema de los dedos en las mejillas, simula un bostezo y haz presión con los dedos.

Este ejercicio es beneficioso para estimular la expresión verbal y la comunicación, oxigena el cerebro, relaja la tensión del área facial y mejora la visión.

7. Botones de la Tierra. Se realiza colocando dos dedos debajo del labio inferior, mientras deja la otra mano debajo del ombligo y respira varias veces.

Este ejercicio es energizante. Estimula el cerebro y alivia la fatiga mental. 

8. Sombrero del pensamiento. Consiste en poner las manos en las orejas y tratar de "quitarle las arrugas" empezando desde el conducto auditivo hacia afuera.

Sirve para estimular la capacidad de escucha y también ayuda a mejorar la atención, la fluidez verbal y a mantener el equilibrio.

9. Botones del espacio. Para hacer este ejercicio coloca dos dedos encima del labio superior y la otra mano en los últimos huesos de la columna vertebral. Respirar varias veces.

Su principal beneficio es la estimulación de la receptividad para el aprendizaje.

10. Ocho perezoso o acostado. Consiste en dibujar de forma imaginaria, aunque también se puede usar lápiz y papel, un ocho grande “acostado”. Se comienza a dibujar en el centro y se continúa hacia la izquierda hasta llegar al punto de partida. Se debe estirar el brazo.

Este ejercicio estimula la memoria y la comprensión. Pero también ayuda en la dislexia, ya que mejora el reconocimiento de símbolos para decodificar lenguaje escrito. Mejora la percepción de profundidad y la capacidad para centrarse, equilibrio y coordinación.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

- La danza: así beneficia a nuestro cerebro

- Las 8 inteligencias de los niños: juegos para potenciarlas

- El cerebro y el desarrollo corporal de los niños

- La concentración y atención de los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.