Actualizado 22/05/2020 14:24 CET

Videollamada: 10 consejos para ser un maestro comunicando

Trucos para ser un maestro de la videollamada
Trucos para ser un maestro de la videollamada - ISTOCK

El confinamiento y la distancia social nos ha llevado a un cambio sociológico a la hora de comunicarnos. Ahora vivimos a través de la pantalla: de la pantalla de las televisiones para saber qué sucede, del teléfono para conectar con familiares y amigos para sobrellevar la situación, del ordenador para mantener un trabajo que cuelga de un hilo trabajando desde casa en difíciles condiciones como forma habitual de realizar nuestras tareas... y de la pantalla para saber de nuestros familiares y amigos.

En definitiva, la sociedad está cambiando y ahora la pantalla es nuestro mejor y posiblemente, único vehículo para intentar dar la mejor versión de nosotros mismos y poder relacionarnos.

La realidad virtual, podríamos llamarla, en un momento en el que paradójicamente lo que más nos importa es sobrevivir, salvaguardar nuestra salud, nuestra economía y nuestra existencia. Alicia Aradilla socióloga experta en neurolingüística, afirma que "nuestra vida se metió en la pantalla y nos arrastró a ella, sin quererlo, sin pedirlo, incluso sin darnos cuenta, pero ahora se ha convertido en un vehículo IMPRESCINDIBLE, no sólo para comunicarnos de forma profesional, teletrabajando, forma laboral más común actualmente, sino, para relacionarnos con nuestros familiares y amigos en nuestros momentos de ocio. La sociedad está cambiando, adaptarnos, y hacerlo a la misma velocidad del cambio, es imprescindible".

Decálogo para ser un maestro de las videollamadas

Las videollamadas se utilizan en las reuniones de trabajo, para charlas con los amigos, para enterarnos de cómo están nuestros familiares... ¿Sabes cuál es la mejor postura, el mejor ángulo, el espacio perfecto, cómo utilizar las palabras, respuestas y preguntas? En definitiva, ¿sabes hacer las videollamadas de la forma más efectiva para conseguir el mejor resultado?

Estos son los 10 trucos de la socióloga Alicia Aradilla. ¡Toma nota!

1. Comunicar es mucho más que hablar. No saber comunicar hoy día es cómo ser analfabeto unos años atrás. Identifica el mensaje central o clave de cada una de tus comunicaciones.

2. Saber Improvisar. Requiere mucha experiencia previa y habilidades comunicativas ya consolidadas, prepara los contenidos antes de la reunión, para evitar construir el discurso mientras lo expones. Si no tienes claro que decir previamente es difícil que lo identifiques mientras comunicas.

3. Anticipa y planifica. Si para prepararlos contenidos, necesitas dedicar tiempo a pensarlos, hacer un resumen, esquema, o notas. Hazlo. Todo el tiempo que utilices en planificar, lo ahorrarás posteriormente en deshacer malentendidos.

4. Identifica tu patrón mental temporal. El tiempo que transcurre en nuestro mundo exterior, está muy condicionado por la percepción que construimos de él, a través nuestro patrón mental (consciente o subconsciente) acerca del tiempo. Si dedicar tiempo antes de una reunión, lo consideras "una pérdida de tiempo" revisa tu patrón mental. Si para ello necesitas ayuda externa profesionalizada, búscala.

5. Escucha de calidad. Si planificas que dirás, cuando hablen otras personas, en lugar de preparar mentalmente tu respuesta, podrás poner toda tu atención en escucharla, y si necesitas unos momentos para responder con calidad, ten la valentía de comunicarlo. Además de ser valiente, ganarás el respeto de la otra persona.

6. Mira a los ojos. Estamos cansados de visualizar a la otra persona "amorrada" a la pantalla de su ordenador. Eleva tu ordenador, para poder mirar a los ojos, aunque sea virtualmente. El efecto positivo de una mirada a los ojos virtual es mayor en estos días de exceso de pantalla.

7. Respeta la distancia vital. Situar el ordenador a una altura que te permita elevar la mirada a los ojos de tu interlocutor, también creará virtualmente la distancia vital que todos necesitamos en la comunicación. Estar muy pegado a la pantalla, dará una sensación de incomodidad e invasión a la otra persona.

8. Expersión corporal. Al elevar tu ordenador, podrás reclinar tus hombros hacia atrás. Además de ser una postura más adecuada para ti, es mucho más agradable para tu interlocutor.

9. Gestiona tus emociones. Las emociones que te predominen serán muy influyentes en la calidad de la comunicación. Si quieres provocar tranquilidad o creatividad ¿Lo conseguirías desde presión o enfado?, la respuesta es No. Dedica unos momentos previos a tu comunicación a revisar e identificar tu estado emocional.

10. Comunica. Para comunicar con calidad es importante comunicar situaciones. Si tienes una situación puntual que puede afectar a la comunicación, por ejemplo, hijos pequeños en casa, comunícalo y así el resto de las personas entenderán que sucede, si sucede.

Marina Berrio
Asesoramiento: Alicia Aradilla. Socióloga y experta en Neurolingüìstica

Te puede interesar:

- Antonio Milán: “No podemos utilizar las pantallas como canguro y luego gritar socorro cuando llegan a la adolescencia"

- El soborno de lo audiovisual a los niños, ¿un buen recurso?

- Aprendizaje online, ¿qué nos aportará este cambio de estilo?