Winter Blues, cómo afrontar la tristeza del horario de invierno

El invierno puede traer una mayor tristeza por la menor cantidad de luz.
ISTOCK

Es difícil imaginar cómo no hace mucho los días de verano nos brindaban horas y horas de sol en las que el Astro Rey acompañaba hasta altas horas. Con la proximidad del invierno esta cantidad de luz se reduce y la noche llega antes, una situación que aunque normal y que se vive año tras año, provoca en algunos sujetos una sensación de tristeza difícil de explicar.

A esta situación se la conoce como Winter Blues, o tristeza invernal. El Servicio de Salud Británico achaca esta situación como una respuesta del organismo a la ausencia de horas de luz solar que causa cambios hormonales, aunque a día de hoy no existe ninguna explicación a esta respuesta al acortamiento de los días que acontece en esta estación.

En la tristeza influye mucho la luz en el entorno

Los expertos de este organismo destacan que el entorno en donde se desenvuelve el sujeto es importante por dos motivos principales. Por un lado, si el sujeto vive en un contexto caracterizado por una gran cantidad de horas de luz y posteriormente se traslada a una zona más oscura y en la que el Sol se pone antes, será más probable que aparezca en ellos la tristeza invernal.

Por otra parte, el entorno es importante de igual forma porque el hogar puede ser la solución a esta tristeza invernal. En casa debe existir un clima caracterizado por la luz, ya que precisamente esto es lo que está desanimando a la persona. Aunque sea artificial, mantener iluminada la habitación donde está la persona estimulará la producción de hormonas que ayuden a mantener un estado de ánimo más alegre.

Los expertos también advierten del arma de doble filo que puede suponer hacer un viaje en esta época. Hay quienes aprovechan puentes o vacaciones para escaparse unos días a un lugar soleado y escapar de estos días más oscuros. Pero se debe tener en cuenta que en algún momento hay que regresar al hogar y volver a asimilar la situación. Un breve viaje es aconsejable, no hay que olvidar que los días más cortos esperan a la vuelta.

Cuidado con los efectos secundarios de la tristeza invernal

Una de las respuestas más habituales a la tristeza invernal es el incremento de comidas insalubres, especialmente dulces y chocolates. Esto se une a una apatía que hace que las personas no quieran salir de casa. En estos casos se junta el sedentarismo con una mala alimentación que hacen aparecer otros problemas de salud derivados del sobrepeso y que crean una rutina muy peligrosa para el futuro.

Por ello, los especialistas recomiendan ante la tristeza invernal incrementar la práctica de ejercicio. Los expertos explican que 30 minutos de ejercicio tres veces por semana son efectivos contra la depresión y que existen evidencias de que una actividad más ligera también presenta efectos beneficiosos. Además, mientras se distrae la mente y se evade de la apatía causada por las escasas horas de luz.

Por otro lado, los expertos recomiendan que si la tristeza invernal empieza a alterar el ritmo de vida, ya sea en el rendimiento escolar por los niños o en el trabajo, caso de los padres, hay que acudir a un especialista. Este puede recomendar algunas terapias efectivas para levantar el ánimo y solucionar esta situación de forma efectiva.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo hacer que los pensamientos negativos desaparezcan

- Cómo elevar el estado de ánimo

- Las emociones negativas en los niños

- Cómo detectar la depresión adolescente

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.