La rinoconjuntivitis alérgica, ¿se puede prevenir?

La rinoconjuntivitis alérgica
Foto: ISTOCK Ampliar foto

La primavera trae consigo las alergias, esas temidas afecciones que comúnmente se asocian a esta estación del año ¿La causa? La proliferación de los pólenes en este equinoccio provoca una mayor aparición de alergias y entre sus síntomas uno de los más molestos: la rinoconjuntivitis alérgica provocada por el rechazo al polen que campa a sus anchas durante la primavera. Sin embargo, si se toman precauciones la rinoconjuntivitis alérgica no tiene por qué amargar esta estación tan bonita.

¿Qué es la rinoconjuntivitis alérgica?

La Asociación de Pediatría Española, AEP, expresa que la rinoconjuntivitis alérgica es similar a lo que ocurre en los bronquios de aquellas personas con asma alérgica. Es decir, esta enfermedad se caracteriza por la inflamación de la piel mucosa que recubre el interior de la nariz tras haber respirado agentes externos como los pólenes de las plantas que dominan el aire durante la primavera. Esta asociación indica también que en ocasiones asma alérgica y rinocunjuntivitis alérgica se dan en la misma persona, sino al mismo tiempo, primero una y después otra.

Detectar la rinoconjuntivitis alérgica es fácil si se detectan los síntomas, los cuales suelen ser bastante claros como en cualquier otro cuadro alérgico. De este modo habrá que estar atentos por si aparecen los siguientes indicios de que efectivamente alguien está atravesando esta alergia:

1.   Taponamiento nasal y sensación de obstrucción que dificulta la entrada de aire. Este síntoma siempre está acompañado de mucha mucosidad en forma de goteo y estornudos.

2.   Picor en la nariz que provoca una necesidad de rascarse todo el tiempo esta parte de la cara.

3.   Molestias en los ojos y lagrimeo continúo.

4.   Ronquidos que antes no habían sido escuchados como consecuencia del taponamiento nasal que impide respirar bien por la nariz durante la noche.

La Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica (SEICAP) señala que en ocasiones, los pacientes con rinoconjuntivitis alérgica frunzan la nariz, los labios, giren la cabeza o incluso los hombros de forma involuntaria. Esto provoca que muchas veces estos síntomas se confundan con tics nerviosos que hacen que los padres lleven a sus hijos al neurólogo, lo cual no hará otra cosa que posponer el inicio del correcto tratamiento.

¿Se puede prevenir la rinoconjuntivitis alérgica?

En casos concretos, se puede prevenir la rinoconjuntivitis alérgica con determinadas vacunas. No obstante, en la mayoría de ocasiones primero se tiene que detectar que estamos ante un paciente de rinoconjuntivitis alérgica para poder comenzar la prevención de esta afección evitando exposición al polen u otras sustancias causantes de esta enfermedad.

Es decir, será importante estar al día del nivel de polen que hay en el ambiente para poder saber si esa jornada habrá que tomar medidas tales como el uso de máscaras e incluso se necesitarán antihistamínicos. También será aconsejable emplear medicamentos que ayuden a evitar la inflamación de la nariz y hacer que esta zona de la cabeza no sea tan reactiva.

Tratamiento para la rinoconjuntivitis alérgica

La rinoconjuntivitis alérgica

El primer paso siempre ha de ser la consulta al pediatra ya que ha de ser este profesional quien en todo caso debe determinar si se ha de empezar un tratamiento y cuál ha de ser este. Acudir a un médico ayudará a determinar si el niño efectivamente padece rinoconjuntivitis aguda o por el contrario es un simple catarro con síntomas parecidos a esta afección, especialmente los niños de cuatro a cinco años que a menudo tienen los mencionados catarros.

Una vez que se ha determinado que estamos ante un caso de rinoconjuntivitis alérgica estos síntomas pueden ser tratados con jarabes o comprimidos antihistamínicos que alivien las molestias en la nariz. La AEP recomienda que la ingesta de estos medicamentos comience nada más detectarse los síntomas en una persona diagnosticada con esta afección, de este modo evitaremos que pueda la rinoconjuntivitis alérgica derive en enfermedades más graves como la sinusitis o la otitis.

Damián Montero
Asesoramiento: Asociación Española de Pediatría AEP

Te puede interesar:

Las lluvias de primavera favorecen la conjuntivitis alérgica

- Alergia al polen: qué es la rinitis alérgica

Alergia, alivio con terapias naturales

Alergia infantil o catarro

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.