Técnicas de estudio, la mejor manera de aprender

 

Técnicas de estudio, la mejor manera de aprender

Técnicas de estudio para niños
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto
correo

¿Qué factores influyen en el rendimiento de los niños? En el proceso de enseñanza es tan importante el cómo se enseña como el cómo se aprende. La diferencia entre métodos de aprendizaje entre alumnos de un mismo centro es uno de los motivos por los que se observa una mayor diferencia entre alumnos de una clase que entre colegios.

Aunque todos los alumnos de una misma clase están expuestos a las mismas tareas, no todos hacen uso de los mismos recursos para aprender. Hay diferentes factores que pueden incidir en que el esfuerzo y los resultados no están perfectamente correlacionados. El motivo más común por el que, a pesar de un gran esfuerzo, no se obtienen grandes resultados es la falta de técnicas de aprendizaje efectivas.

Herramientas para aprender eficazmente

Existen diferentes herramientas para estudiar mejor que usar a la hora de aprender. Entre los 6 y los 12 años es cuando se eligen y determinan las maneras preferentes de aprendizaje que mantendremos a lo largo de nuestra vida. Dentro de los principales tipos de aprendizaje encontramos:

1.   El carácter mecánico, distinguido por ser repetitivo, maquinal y automatizado.

2.   El aprendizaje significativo, conocido por establecer relaciones congruentes entre los diversos conocimientos y los contenidos por aprender.

El aprendizaje significativo busca establecer vínculos y relaciones entre lo que ya sabemos y lo que vamos a aprender. Estudios demuestran que los estudiantes aprenden de manera más óptima cuando tienen la oportunidad de usar sus experiencias propias como base de su proceso de aprendizaje (Kraft & Billing, 1997).

La Asociación Nacional de Educación Infantil Americana pone énfasis en la importancia de un aprendizaje directo, interactivo y personal y sostiene que durante la primaria los alumnos aprenden mejor cuando la enseñanza es significativa, activa y a través de experiencias personales (NAEYC, 2009).

Un estudio longitudinal sobre los diferentes estilos de aprendizaje concluyó que aquellos estudiantes que activamente participan en el desarrollo y facilitación de su propio aprendizaje, son mejores estudiantes a largo plazo (Allen-Malley & Brinegar, 2007).
  
La teoría del aprendizaje significativo se centra fundamentalmente en evitar los conocimientos no comprensibles, es decir, en intentar que el estudiante descubra un significado a los conceptos que aprende, de manera que se puedan relacionar adecuada y coherentemente con los conceptos ya aprendidos con anterioridad, presentes en su estructura cognitiva. La teoría destaca la importancia del papel activo del aprendiz, responsabilizándole en su propio proceso pedagógico. Se busca que los contenidos de aprendizaje se conviertan en conocimiento personalizado.

Cómo desarrollar una buena técnica de aprendizaje

1.   La motivación. Es el primer paso para lograr buenas técnicas de aprendizaje y estudio: se estudia para aprender y no para sacar buenas notas, ya que eso lleva a los estudiantes a tomar atajos que perjudican el aprendizaje a largo plazo. Es importante que para los niños pensar lo que aprenden y ayudarles a entender que aunque no vean que lo que están estudiando tiene una funcionalidad en su futuro, sí la tiene.

En el colegio es tan importante el contenido como la manera en que nuestra mente se estructura al estudiar diferentes itinerarios. Este aprendizaje da forma a nuestra manera de pensar, nuestra perspectiva de los problemas y nuestros enfoques al solucionarlos. No tiene mucha funcionalidad aprender mecánicamente a repetir párrafos sin entenderlos ni asimilarlos ya que no ayuda ni a estructurar la mente ni a afianzar nuevos conocimientos. Ayudar a que nuestros hijos sean conscientes de lo que aprenden les motivara a su vez a aprender.

2.   Aprender de manera significativa.  Es el segundo paso es desarrollar técnicas que faciliten el estudio. Muchas veces el aprendizaje mecánico surge de la falta de ideas de afianzamiento. Para evitar que los estudiantes aprendan de memoria exclusivamente, el Dr. Ausubel, el psicólogo que desarrolló la teoría del aprendizaje significativo,  propone los "organizadores previos"  que pretenden facilitar el aprendizaje significativo. Los organizadores previos son una estrategia didáctica donde se intenta hacer un nexo, un puente cognitivo, entre lo que se sabe y lo que se pretende saber. Cuando los nuevos aprendizajes se incorporan en una red de conocimiento ya establecida, es mucho más fácil acceder a ese conocimiento y optimizarlo.

Esto se puede lograr enseñando a nuestros hijos a hacer uso de mapas conceptuales. Esta técnica tiene como objetivo enseñar a aprender, creando conexiones entre diversos elementos con coherencia interna y fomentando un pensamiento estructurado. El hecho mismo de elaborar mapas conceptuales crea una implicación obligatoria del alumno en su aprendizaje. Una vez asimilada esta manera de pensar organizadamente, se podrá extrapolar posteriormente a otros aprendizajes.

Maite J. Balda Aspiazu. Psicóloga y Máster en Neurociencias cognitivas

Te puede interesar:

- Cómo maximizar el tiempo en época de exámenes

- Selectividad: cómo no arriesgarlo todo en un examen

Exámenes, consejos para la noche anterior

- Aprobar un examen: cómo prepararlo

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies