Usar el móvil en el embarazo incrementa las posibilidades de TDAH en el niño

 

Embarazo

Usar el móvil en el embarazo incrementa las posibilidades de TDAH en el niño

Contador

El embarazo es una etapa preciosa, a la par que complicada. El hecho de tener una vida creciendo en el vientre hace que el estilo de vida de la mamá tenga que cambiar tanto para asegurar su salud como la del bebé que está en camino. No solo la alimentación de las mujeres cambia en estos momentos, otros hábitos también deben variar para asegurar un buen futuro al niño.

Recientemente un estudio del ISGlobal se ha investigado cómo afecta el uso del móvil durante el embarazo. Un empleo que se ha incrementado en los últimos años después de la introducción de los smartphones en las vidas de las personas. Según esta investigación, a mayor frecuencia de estos dispositivos, mayor probabilidad hay de que el niño termine desarrollando algún tipo de trastorno de déficit de atención.

Problemas de conducta

Este estudio forma parte del proyecto europeo Gerónimo el cual ha evaluado los casos de 83.884 parejas de madre e hijo de distintos países del mundo: España, Dinamarca, Corea, Holanda y Noruega. Los investigadores relacionaron el comportamiento de las mujeres durante su gestación, especialmente el uso del móvil, y el estado de sus hijos entre los 5 y los 7 años.

Las madres que apenas habían usado el móvil durante el embarazo alumbraron hijos que desarrollaron en menor medida problemas de conducta. De entre todos los casos analizados, sólo un 5,7% de las mujeres reconocieron ser usuarias habituales de smartphones, por el contrario un 27% reconocía emplearlo de vez en cuanto. El resto se dividía entre las que no recurrieron a él nunca o en muy contadas ocasiones.

De todos estos niños participantes, el 6,6% de ellos presentaron dificultades de conducta a nivel genérico: portarse mal en clase, menos empatía con sus compañeros, etc. Un 8,3% de ellos fueron registrados como hiperactivos y un 12% de todos los pequeños presentaron problemas emocionales serios. Un resultado que abre las puertas a futuras investigaciones.

Tal y como explica Laura Birks, investigadora del ISGlobal y principal autora de este trabajo, hay una "evidencia consistente" de cómo los problemas de hiperactividad aumentan cuando la madre hace un mayor uso de los móviles. Por su parte, Martine Vrijheid, coordinadora de esta estudio, explica que en el futuro sería interesante comprobar si la radiofrecuencia de estos dispositivos tienen alguna influencia sobre los fetos.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

Los niños absorben más radiación

Entre las posibles causas que expliquen esta relación, se encuentra el hecho de que los niños absorben una mayor cantidad de radiación de microondas que se traducen en una mayor cantidad de daños neurológicos. Así lo indica otra investigación realizada en el 2014 que fue publicada en Journal of Microscopy and Ultrastructure. Estas radiaciones no solo proceden de las ondas de los smartphones.

Las ondas emitidas por dispositivos como tablets u otros terminales portátiles también afectan. Al no estar completamente desarrollado el cráneo de los niños, la incidencia de estas ondas en sus cerebros es mayor ya que esta zonas es más vulnerable. Motivo por el cual se recomienda evitar la exposición del feto a estos aparatos y reducir su uso en la medida de lo posible.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cinco actividades ideales para niños hiperactivos

- 10 claves para convivir con niños hiperactivos

- Cómo identificar el TDAH en el aula

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies