Sexting y bullying, mejor prevenir que curar

Antes de sufrir un prolema, mejor prevenirlo.
ISTOCK

El vocabulario que han traído las nuevas tecnologías es descomunal. Hay que hacer mención a numerosos términos que previamente no existían, palabras que por desgracia también definen a conceptos poco deseables. Un ejemplo es el sexting, que se refiere al envío de fotografías y vídeos de desnudos a través de estos terminales aprovechando estos dispositivos.

Una práctica que vulnera la privacidad de quien la practica y que puede dar lugar a que este contenido de la vuelta al mundo. Antes de llegar a este punto lo mejor es prevenir, enseñar a las nuevas generaciones el peligro que tienen estas actitudes y lo vital que es mantener una intimidad. Internet es un mundo global y conectado, por lo que no se debe confiar en que un material íntimo se quede en esta esfera privada.

Avisar de los peligros

En el informe Net Children Go Mobile se recuerda a los padres la importancia que tienen los padres en la educación digital de sus hijos. Por ello se aconseja sentarse junto a los jóvenes y recordar algunos aspectos básicos:

- Mediación activa del uso internet. Los padres han de hablar de los contenidos de internet con sus hijos para que cuando estos naveguen sepan distinguir entre aquello que puede beneficiarlos y lo que puede meterlos en problemas. Para ello nada mejor que acompañarlos en su visita a la red

- Promover un uso seguro de internet. Los padres deben apostar por el uso de antivirus y otras herramientas como bloqueadores de contenidos.

- Reglas y límites. Los padres deben recordar ciertas normas antes de permitir a sus hijos acceder a internet, como por ejemplo la prohibición de compartir contenido privado a través de estos medios.

- Revisar el historial de navegación de sus hijos para detectar posibles casos de bullying, sexting o grooming que podrían no ser comunicados por los hijos ante el miedo que les supone.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

El riesgo existe

Este informa también ha recogido las impresiones de los jóvenes sobre el riesgo en internet. El 18% de los menores encuestados afirma haberse sentido molesto por algo que han vieron en internet durante el último año que usaron internet pasado. Bullying, sexting, contacto con desconocidos, estos son algunos de los contenidos que han provocado estas sensaciones en los jóvenes.

De entre todos estos puntos, el sexting es uno de los que más preocupan a los padres y que pueden meter a los hijos en un verdadero problema. Compartir imágenes de desnudos con otras personas puede suponer que este contenido termine en malas manos y siendo usado para fines delictivos.

El 31% de los menores encuestados reconocen haber recibido mensajes con contenido sexual de algún tipo (propuestas lascivas, fotografías de desnudos, vídeos pornográficos, etc.). Aunque sorprende la reacción que estos han tenido ante esta situación ya que el 14% indica haberse sentido "muy disgustado" ante este contextos, pero un 5% o "un poco disgustados".

El problema del sexting se incrementa con la edad. Mientras que en el caso de los menores de entre 11 y 12 años, el 19% reconoce haber recibido mensajes de este tipo, este porcentaje asciende hasta el 34% de los jóvenes de entre 13 y 14 años, y al 42% para la franja de 15 y 16 años.

Damián Montero

Te puede interesar:

El 'sexting' y el 'ciberbullying' aumentan el riesgo de depresión

Jóvenes y nuevas tecnologías: ¿cómo trasmitir espíritu crítico?

El sexting, moda peligrosa y evitable

- Un 30% de los jóvenes ha participado en un caso de sexting

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies