Consejos para dormir cuando hace calor

Dormir por la noche
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Vale, el verano tiene muchas cosas buenas: vacaciones, piscinas, playas... pero algunas otras no lo son tanto: el calor en ocasiones impide que podamos conciliar el sueño, y entonces llegan los problemas. Si no descansamos bien por la noche, durante el día estaremos cansados, con lo que tampoco disfrutaremos del tiempo libre (si lo tenemos). Por ello, te traemos algunos consejos para dormir cuando hace calor.

No estamos hablando de algo que no sea importante: el sueño es primordial tanto para los adultos como para los niños. Tener una mala calidad del sueño puede derivar en alteraciones del estado de ánimo (estar de mal humor, por ejemplo), así como incapacidad para concentrarnos y, por ende, disminución del rendimiento. Además, se ha demostrado que dormir ayuda a perder peso.

Existen muchos trucos "caseros" para enfriarnos a la hora de ir a la cama que nos facilitarán el sueño cuando no tenemos aire acondicionado... o incluso teniéndolo, pues los expertos recomiendan no tener el aparato encendido toda la noche por motivos tanto de salud como económicos y de cuidado del medio ambiente.

Trucos contra el calor por las noches

1.- Dormitorio oscuro. Una de las primeras consideraciones es que la luz no entre durante el día al dormitorio, pues con ella entrará el calor. De este modo, cada mañana, después de levantarte y ventilar la habitación, lo mejor es que cierres la persiana y mantengas el espacio en penumbra.

2.- Cena adecuada. Una cena pesada es lo último que puedes hacer si quieres dormir bien por la noche, ya sea en verano o en invierno.  Por ello, evita comidas grasas y demasiado abundantes y opta por tomar ensaladas, frutas y verduras. Además, otro consejo es dejar pasar un tiempo antes de acostarte tras la cena.

3.- Ventilador y hielo. Cuando hace mucho calor, el ventilador tan sólo mueve aire caliente y su efecto es del todo menos refrescante. La solución está en tu congelador: coge un recipiente y llénalo con cubitos de hielo. Ahora, pon el ventilador dirigido al recipiente, de tal forma que el aire que mueve pasa antes por el recipiente y se enfría.

Dormir

4.- Ventajas abiertas. Aunque siga haciendo calor, por la noche las temperaturas descienden, especialmente en la madrugada. Dejar la ventaja abierta y facilitar que haya corriente hará más fácil, a su vez, el sueño.

5.- Ducha. Date una ducha justo antes de dormir, pero que sea tibia. Si te la das de agua fría, estarás reactivando el organismo y aumentando el gasto energético, de tal forma que en poco tiempo volverás a sentir más calor.

6.- Ropa de dormir. El pijama, que sea de algodón ligero. Asimismo, hay quienes recomiendan humedecer la ropa antes de dormir. Eso sí, si lo haces pon una toalla en la cama para que absorba el agua.

7.- Sábanas frescas. Algodón o seda son los mejores materiales para la cama durante el verano. También es bueno que sean de colores claros y, como truco, que las mantengas frescas durante el día: en una habitación fresca o incluso dentro de una bolsa en el frigorífico. Ponlas justo a la hora de ir a dormir y notarás la cama mucho más fresca.

8.- Soledad. Otro consejo es dormir solo (si se puede), pues evitas el calor que la otra persona emite a través de su cuerpo.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- Dormir es necesario para la salud

- Dormir ayuda a adelgazar

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.