Descienden los prematuros y los niños con crisis de asma tras la ley antitabaco

Niña con asma
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Las evidencias de las mejoras en el aire tras la aplicación de la ley antitabaco, es decir, de la prohibición de fumar en lugares públicos, están claras: casi todo el mundo habrá podido comprobar que se respira mejor. Sin embargo, sus beneficios para la salud van más allá: han descendido los bebés prematuros y los niños con crisis de asma tras su implantación.

"Con la ley antitabaco acuden menos niños al hospital con crisis de asma y están naciendo menos niños prematuros", esa es la conclusión de un estudio publicado este mes de marzo en la revista Evidencias en Pediatría que tenía como objetivo investigar el efecto de la legislación antitabaco en la salud infantil y perinatal para, así, asesorar en decisiones políticas.

Estudio sobre los efectos de la prohibición de fumar

En el estudio, los investigadores han llevado a cabo una selección de diferentes estudios anteriores que abordasen "la relación entre la introducción de la prohibición de fumar en el lugar de trabajo, lugares públicos o ambos y los resultados en salud en niños".

Así, extrajeron los datos de estos trabajos previos para compararlos unos con otros, de tal forma que determinaron que la implantación de la ley antitabaco ha disminuido el número de nacimientos pretérmino, es decir, antes de que la madre saliera de cuentas.

Pero no sólo eso, también han encontrado que la asistencia al hospital por asma se ha visto disminuida de manera inmediata desde la implantación de la nueva ley contra el tabaquismo, viendo también una tendencia a que el número de casos de crisis de asma en niños seguirá disminuyendo.

La importancia de estos hallazgos es meridiana: se trata de la salud de los niños, que serán los adultos del futuro. Y, además, tiene una representación monetaria: otro estudio reciente mencionado por esta investigación estima que las leyes antitabaco supondrían un ahorro conjunto entre Estados Unidos y Europa de algo más de 5.000 millones de euros por la reducción de hospitalizaciones por asma.

"El beneficio para la salud sería muy alto, dada la alta prevalencia de asma en niños", aseguran los autores quienes, no obstante, alertan de que existe "cierto riesgo de que este tipo de legislación pueda aumentar el tabaquismo en el hogar, lo que con el tiempo podría disminuir sus efectos". Por ello, piden que se tomen medidas complementarias de educación para prevenir el aumento del tabaquismo en el hogar.

Ángela R. Bonachera

También te puede interesar:

Nuevas medidas contra el tabaquismo pasivo en los niños

Cómo prevenir el tabaquismo en los menores

De padres fumadores, hijos fumadores

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.