14 años, edad en la que los niños deberían acceder a redes sociales, según la mayoría de padres

Redes sociales a partir de los 14 años, la opinión de la mayoría de padres.
ISTOCK

Evitar el acceso a las nuevas tecnologías es imposible hoy en día. Desde ordenadores hasta smartphones y tablets, la sociedad actual vive rodeada de estos dispositivos que, a su manera, hacen más fácil la vida de las personas permitiendo acceder a un sinfín de información y la comunicación con personas que viven al otro lado del mundo. Sin embargo, el uso de estos aparatos también conlleva responsabilidad.

¿A partir de qué edad una persona está capacitada para poder gestionar sus propios dispositivos? El estudio La Tecnología en la Infancia: Necesidad o Capricho se ha interesado por la opinión de un total de 2.000 personas de entre 18 y 55 años. Una muestra que ha contestado a preguntas que abarcan desde el momento oportuno para regalar un smartphone a los hijos o para tener una cuenta en redes sociales.

Importancia de control

Como ya se ha dicho, evitar el acceso de las generaciones más jóvenes a las nuevas tecnologías es imposible. Los llamados nativos digitales ven en los ordenadores, smartphones y tablets un portal a partir del que acceder a información para sus trabajos escolares, deberes y cualquier otra necesidad académica. Una situación que conocen la mayoría de los encuestados.

Por este motivo, el 94% de los participantes en este estudio considera que controlar el uso que los niños hacen de internet es muy importante. Tan solo un 9% de ellos creen que el acceso de los menores a la red debería ser ilimitado antes de los 14 años. Precisamente es en esta edad en donde la mayoría de padres ponen la frontera entre tener una cuenta en redes sociales o no.

El 64% de los padres cree que los niños no deberían acceder a redes sociales hasta la franja de edad que abarca desde los 14 a los 16 años. Incluso un 20% de los progenitores participantes opina que lo ideal sería esperar a la mayoría de edad. Sin embargo, este dato se contrapone a otro encontrado en el mismo estudio. Y es que el 46% de los encuestados con hijos cree que evitar el acceso de estos a los smartphones puede excluirlos de su vida social.

Lo que sí queda claro es que a más edad, más preocupación por los peligros de internet. El 13% de los jóvenes de entre 18 y 24 años coincide con la idea de que el acceso de los más pequeños al mundo online y a las nuevas tecnologías debe ser ilimitado. Porcentaje que cae hasta el 7% en el caso de los mayores de 45 años.

El primer smartphone, a los 13 años

En este estudio también se ha analizado la edad a la que los más jóvenes acceden a sus propios dispositivos. 13 años es la media a la que los padres reconocen haber comprado a sus hijos su primer smartphone. Eso sí, cuando se pregunta a los encuestados, se comprueban diferencias en cuando al momento en el que consiguieron su teléfono inteligente.

Los jóvenes de entre 18 y 24 años reconocen que recibieron su primer teléfono móvil en torno a los 14 años. Quienes pertenecen al tramo de entre 25 y 34, a los 16 y por último, los que tienen entre 35 y 44 a los 22. ¿Y a qué edad consideran los encuestados que debería accederse a uno de estos dispositivos?

El 65% de los encuestados asegura que los más pequeños deberían tener su primer smartphone a partir de los 14, un año más tarde de lo que ocurre en realidad. De hecho, llama la atención que el 31% de los jóvenes de 18 a 24 piensa que los niños tendrían que disponer de su primer teléfono en la franja de los 15 a los 16 años. Solo un pequeño grupo del total de los encuestados (18%) asegura que los 12 sería un buen momento para que los niños tengan su primer terminal.

Damián Montero

Te puede interesar:

Ventajas y riesgos de las redes sociales

- El control de los padres en las redes sociales

- Amigos virtuales: las nuevas relaciones personales

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.