Actualizado 08/06/2020 13:31:23 +00:00 CET

Los beneficios de escribir un diario para los adolescentes

Escribir un diario reporta grandes beneficios a los adolescentes.
Escribir un diario reporta grandes beneficios a los adolescentes. - ISTOCK

Los hemos visto en películas, series y libros. Los diarios se han convertido en un elemento de la cultura popular bastante extendido. Sin embargo, más allá de toda la mitología, estos pequeños resguardos de la intimidad de las personas tienen mucho que ofrecer a quienes los escriben.

De hecho, en muchos casos se pueden convertir en grandes aliados de los jóvenes en etapas de cambios, como por ejemplo los adolescentes. Así lo destacan desde el equipo de Psicopedia. Profesionales que reseñan el hecho de que muchas de las personas más influyentes de la historia mantuvieron diarios en donde detallaban lo que les iba pasando a lo largo de sus vidas.

Beneficios para la salud mental

El equipo de Psicopedia destaca los beneficios que tiene un diario en la salud mental de las personas. La escritura de este registro despierta la creatividad de las personas y puede servir de escape para las tensiones de la vida diaria de las personas. De esta forma, se asegura la posibilidad de volver a experimentar los acontecimientos en un entorno seguro, lejos del miedo y la ansiedad.

De esta forma, se puede recapacitar sobre la manera en la que se actuó, permitiendo a los adolescentes valiosas lecciones sobre su toma de decisiones. Por ello, es importante que el diario se convierta en un papel en el que los jóvenes plasmen no solo su día a día, sino los sentimientos y pensamientos que han experimentado en el desarrollo de estos contextos.

Desarrollo de la creatividad

Escribir un diario también tiene impacto en el desarrollo de la creatividad de los más pequeños. Redactar estos testimonios puede ayudar a que los más pequeños aprendan a procesar y comunicar ideas complejas de manera efectiva. De esta forma, se pueden aprender valiosas lecciones sobre inteligencia emocional, una importante lección en el desarrollo de la empatía.

Por otro lado, los adolescentes también pueden aprender a memorizar información importante y generar nuevas ideas. Escribir sobe las experiencias no solo ayuda a procesarlas, también permite ver las oportunidades con las que romper con concepciones equivocadas e, incluso, mejorar la autoestima.

Otros beneficios

Escribir un diario también puede servir como recordatorio de errores o logros, una memoria que permita recordar lo que se debe evitar o la senda del éxito. En definitiva, un arma de ayuda en momentos de incertidumbre a la hora de tomar decisiones. Un instrumento de utilidad para poder mirar atrás y saber qué se quiere y qué se pretende evitar, minimizando errores futuros.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Lectoescritura en niños, cómo potenciarla

- Aprende a expresarte: cómo hablar mejor

- Aprender a escribir. Ejercicios para niños

- Escribir a mano: beneficios de la caligrafía frente al teclado

- Aprender a leer y a escribir: el misterio de las palabras