Actualizado 11/07/2020 15:35:36 +00:00 CET

Camino a la vida adulta: así se transforma el cerebro del adolescente

Un nuevo estudio profundiza en los cambios neuronales dentro del cerebro del adolescente.
Un nuevo estudio profundiza en los cambios neuronales dentro del cerebro del adolescente. - ISTOCK

Crecer significa cambios. A medida que se cumplen años, se producen distintas transformaciones en las personas. El camino a la vida adulta es, a día de hoy, un enigma en muchos sentidos. La adolescencia es un proceso en el que se deja de lado la etapa infantil y se evoluciona hasta la madurez necesaria para afrontar las distintas responsabilidades que conlleva el "hacerse mayor".

Sin duda, el cerebro cambia. Durante la vida adolescente se produce la denominada "poda sináptica", en la que los jóvenes dicen adiós a muchas de sus conexiones neuronales, para enfatizar aquellas más necesarias. Ahora, un estudio elaborado por la Universidad de Cambridge y la University College de Londres ha profundizado en este proceso de adaptación neuronal que prepara a los jóvenes de cara a la vida adulta.

Adolescencia, etapa de cambios

Como ya se ha dicho, la adolescencia es una época de grandes cambios. Uno de los más evidentes es la transformación en las habilidades sociales y cognitivas. Todas ellas tienen su reflejo en el cerebro. Para analizar cómo se produce este proceso, se observó la actividad neuronal de 298 jóvenes de entre 14 y 25 años durante un intervalo de 6 o 12 meses de diferencia.

Los resultados demostraron que las regiones cerebrales responsables de la visión o el movimiento tienen una fuerte conexión a los 14 años, vínculo que se refuerza a los 25 años. Proceso denominado "conservador" al corresponderse con áreas del cerebro que durante la pubertad presentaba una gran riqueza en estas uniones sinápticas.

Por otro lado, las zonas del cerebro encargadas de habilidades sociales, presentaron una redistribución en sus conexiones durante la adolescencia. Aquellas más débiles, se hicieron más fuertes y viceversa. Un cambio denominado "disruptivo". De esta forma, tal y como asegura la doctora Petra Vértes, autora de este trabajo, la adquisición de "nuevas habilidades adultas" depende de estos momentos y las conexiones creadas.

Poda sináptica en adolescentes

Este estudio se suma al resto de investigaciones en las que se ha analizado cómo cambia el cerebro de los adolescentes, de cara a la etapa adulta. Otro proceso, denominado "poda sináptica" también tiene lugar durante estos años. En este caso, lo que se produce es un cambio de las conexiones neuronales, con el fin de dejar a un lado aquellas propias de la etapa infantil, y apostar por otras que son de utilidad para la vida adulta.

Tal y como explica la neuropediatra Maria José Mas, este proceso responde a la necesidad de aparición de nuevos circuitos y conexiones que permitirán sustentar el pensamiento analítico que caracteriza al humano adulto. Hasta la adolescencia, estas conexiones sustentaban funciones básicas como el control de la postura o el dominio del lenguaje y comunicación.

De cara a la edad adulta, las funciones que debe afrontar el cerebro son más "complicadas", como la toma de decisiones o el desarrollo de un pensamiento crítico. En definitivo, han de formarse circuitos más complejos, proceso que se traduce en la perfección de capacidades cognitivas como la memoria.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Los adolescentes y la responsabilidad

- El alcohol y sus efectos en los adolescentes

- Por qué los adolescentes caen en las drogas

- 5 consejos para no perder la paciencia con los hijos

Contador