Actualizado 22/05/2022 20:55

Cómo compartir tus valores con tus hijos adolescentes

Compartir valores con tus hijos adolescentes es imprescindible para guiarlos en su futuro.
Compartir valores con tus hijos adolescentes es imprescindible para guiarlos en su futuro. - ISTOCK

Los valores son los que construyen el tipo de persona en el que se va a convertir. En especial, durante la adolescencia se hacen necesarias ciertas normas sobre ética y moral que irán decidiendo el adulto que será el día de mañana. Estos años pueden parecer algo confusos, en especial si tenemos en cuenta que durante esta etapa la interacción con la sociedad es mayor, por lo que este aprendizaje puede ser diferente.

Los padres se enfrentan tanto al grupo de amigos, que cada vez ocupa un lugar más importante en la vida de los adolescentes, y de los medios de comunicación que dictan una serie de normas sobre cómo han de comportarse para encajar. Para contrarrestar estas influencias externas, los padres deben forjar en sus hijos una sólida base moral y ética con la que se ayude a reflexionar a los hijos.

Ser un ejemplo para los adolescentes

Las palabras tienen su peso, pero los padres deben tener en cuenta la importancia del ejemplo, en especial a la hora de transmitir hábitos y valores que quieren inculcar a sus hijos. Hay que llevar un estilo de vida semejante al que se busca en los más pequeños. No se busca la perfección, pero sí evitar la respuesta "pero si tú lo haces" cuando se advierte que los adultos incumplen con lo que se les pide.

En el caso de que los hijos adviertan una de estas hipocresías, los padres pueden aprovechar la ocasión para reflexionar al respecto y dar pie para que los niños, y ellos mismos, saquen una lección de todo esto. De hecho, algunos antecedentes, pueden servir como ejemplo de lo que supone no realizar una elección correcta y del camino que pueden desaprovechar.

La misión de todo esto es hacer que los hijos reflexionen sobre ciertos aspectos de la vida y que marquen los valores. Hay que tener en cuenta la experiencia y todo lo que saben los padres, que con sus años vividos previamente tienen una mayor perspectiva sobre todo aquello que se ha experimentado, y las posibles consecuencias que podrían suceder, y que es posible evitar si se acepta un consejo.

Mantener una buena relación con los adolescentes

¿Y cómo mantener una buena relación con los adolescentes? Desde la Fundación Nemours se brindan los siguientes consejos:

- Comidas familiares. Las comidas en familia pueden ser un buen escenario para estrechar lazos con los adolescentes, tanto en la preparación de las mismas, como en el disfrute de las mismas.

- Compartir tiempo ordinario. Hay que encontrar actividades todos los días para pasar tiempo juntos, desde pasear al perro, hasta ver una serie juntos, o ver fotografías para que conozcan cómo era todo antes.

- Crear momentos especiales. Un día a la semana puede ser la jornada especial en la que se va a jugar a los recreativos, una pizza, o alguna tradición simple.

- Demostrarles afecto. Nunca hay que olvidarse del valor que tiene el cariño y las necesidades afectivas que tienen los hijos.

- Involucrarse en el día a día de los adolescentes, mostrándose interesados por sus gustos e intereses.

Damián Montero

Te puede interesar:

- La adolescencia: una etapa incomprendida

- Formas de regañar a los niños: sermones en su justa medida

- Los adolescentes y la responsabilidad

- Tu hijo adolescente te necesita ahora más que nunca