Hitos que marcan el desarrollo del adolescente

Cómo entender los cambios del adolescente.
ISTOCK

Hablar de adolescencia es referirse a una etapa de cambios. Muchas son las cosas que se alteran durante estos años, no solo a nivel físico, también en la mente de los jóvenes. Al concluirla, la mayoría de adultos se olvida de haberla atravesado. Por ello, toca recordar cuáles son los puntos más importantes en este tramo en el desarrollo de todo individuo.

Con esta finalidad desde la Asociación Española de Pediatría y Atención Primaria, AEPap, se recuerdan muchos de los momentos más importantes en el desarrollo de los hijos en estas edades. Una lista con la que se pretende ayudar a los padres para entender los cambios que el adolescente atraviesa y de esta forma, entenderlos y ayudarlos.

Cambios físicos

El que antes era un niño, ahora empieza a convertirse en un adulto. Crece en tamaño, desarrolla nuevas características como la presencia de vello en zonas donde antes no había. Al mismo tiempo, los jóvenes empiezan a dar una mayor importancia a su imagen exterior y se preocupan más por dar una buena impresión.

El miedo a no ser aceptados o a ser rechazados por sus compañeros les lleva en ocasiones a realizar grandes cambios como por ejemplo realizar cambios a través de dietas o ejercicio para verse bien delante del espejo. También hay que entender que esta diferencia puede sorprenderlos al encontrarse en su reflejo con una persona muy distinta a la que hasta ahora habían conocido.

Junto con los cambios inherentes a esta etapa: aumento de la altura de los jóvenes, aparición de vello púbico, presencia de acné, etc. Hay que tener en cuenta que otras alteraciones son realizadas de forma consciente y voluntaria por parte del adolescente, como por ejemplo un peinado con el que quiera asemejarse al personaje que siguen: futbolista, actor de cine, etc.

Cambios internos

Muy relacionados con los cambios antes mencionados, aparecen los cambios
a nivel interno. En esta etapa, los jóvenes sienten un mayor miedo a ser rechazados por su aspecto, por lo que es posible que aparezcan problemas de autoestima. También surgen terrores a no encajar dentro de un grupo de amistades.

En estas etapas también se producen, en algunos casos, el cambio de centro educativo. Del colegio al instituto, lo que supone en muchas ocasiones tener que entablar nuevas amistades y adaptarse a nuevos grupos de amigos. Situación que suma un nuevo miedo a la mente de los jóvenes.

Los hábitos de los adolescentes comienzan a cambiar. En relación con la búsqueda de aceptación, también pueden participar en actividades que pueden condicionar su salud en el futuro. Para evitar estas situaciones también se deben establecer normas de convivencia en la familia permitan el desarrollo autonomía pero sin alterar el funcionamiento del hogar.

No hay que olvidar que a medida que los jóvenes se acercan a la edad adulta, desarrollarán una mayor autonomía. Los padres deben respetar este hecho y permitir que los jóvenes realicen actividades junto a sus amigos y se alejen de la familia. Sin embargo, también deben de pactarse normas como la hora de llegada a casa, prácticas que no deben realizar para no poner en juego su salud.

Damián Montero

Te puede interesar:

Conocerse a uno mismo: un reto para el adolescente

Los adolescentes y la responsabilidad

- 12 soluciones frente a la rebeldia de los adolescentes

- Miedo al rechazo social, cómo ser aceptado en el grupo

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.