Actualizado 02/07/2015 12:05 CET

El acoso escolar, la principal preocupación de los adolescentes

Acoso escolar
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

El acoso escolar o 'bullying' es una realidad y un problema global. Se destinan muchos esfuerzos para concienciar a los jóvenes y a sus padres sobre las nefastas consecuencias del acoso en los colegios, y lo cierto es que parece que empieza a dar sus frutos: el 40% de los adolescentes españoles estima que el 'bullying' es su mayor preocupación.

Así se desprende de una encuesta realizada por Aldeas Infantiles SOS, en la que además encontramos que los jóvenes no sólo están concienciados contra el maltrato, sino que toman parte para evitarlo: más de la mitad (54%) protesta cuando una situación es injusta y apoya a un compañero (56%) si ve que lo está pasando mal.

La encuesta, enmarcada dentro del programa de educación en valores de Aldeas Infantiles, se ha realizado entre 2.863 estudiantes de secundaria de todas las comunidades autónomas de España, señalando entre sus conclusiones que a los adolescentes "las relaciones de acoso escolar, competencia o bullying" les generan una preocupación importante, por encima de otras cuestiones como las de índole amoroso, de amistad o de aislamiento en un compañero.

Ánimos e indiferencia frente al acoso escolar

Otro dato interesante es que, aunque el 56% de los encuestados afirma que cuando ve a un compañero pasarlo mal intenta "darle ánimos o acercarse de alguna forma", sólo un 20% de los jóvenes se vuelca con esa persona sólo si es su amigo. Además, la encuesta revela que el 14% no suele hacer nada pero la situación le incomoda y un 10% asegura que el dolor ajeno le genera indiferencia.

Los jóvenes parecen involucrarse más con causas que les sean cercanas: según explican desde Aldeas Infantiles, ante una injusticia los estudiantes protestan mostrando su desacuerdo o "intentando hacer algo", pero sólo cuando el motivo les sea cercano. Si el motivo de la injusticia les pilla de lejos, parecen no demostrar demasiada empatía: sólo el 4% se informa al respecto, porcentaje que es igual en el caso de los jóvenes que dicen no reaccionar de ninguna manera.

El futuro, según los jóvenes

Los jóvenes también han opinado sobre el futuro, algo esencial ante la crisis económica. En general, se muestran optimistas: si ya otro estudio aseguró que los jóvenes pensaban que tendrían mejor calidad de vida que sus padres, en esta ocasión casi el 58% de los encuestados dejó su respuesta en un "ya veremos, tengo que seguir avanzando". Cerca del 20% ve "infinitas" posibilidades de futuro y sólo un 4% cree que no tiene demasiadas opciones.

Resulta interesante, asimismo, que la cuarta parte de los adolescentes encuestados no admiran a nadie de su misma edad. De entre los que sí lo hacen, la mayoría suelen valorar la capacidad de salir de una situación dolorosa o conseguir cosas importantes siendo tan jóvenes. Las buenas notas o la iniciativa son también bastante valoradas a la hora de elegir a una persona de su edad a la que admirar.

Sobre la protección  también han hablado: aunque la mayoría (35%)  cree que los adultos les respetan, destaca que el 20% de los encuestados aseguran que se sienten sobreprotegidos, mientras que un 18% dice que le "meten demasiada presión" y un 15% se queja de sermones continuos.

Desde Aldeas Infantiles han destacado también que un 1% de los encuestados "han señalado respuestas que denotan la ausencia de una relación sana entre chavales y adultos: 'asan de mí, como si no existiera', 'como si no valiera nada' o 'como si fuera un delincuente".

El sueño de los jóvenes, hecho realidad

¿Cuál sería su sueño ideal? Según la encuesta, un tercio de los jóvenes pediría aprobar el curso, mientras que el 22% de los encuestados querría una tarjeta de crédito sin límites. Ante esto, desde la ONG opinan que lo jóvenes no tienen "grandes deseos de independencia", pues sólo un 7% pediría vivir independientemente de su familia, mientras que casi un 12% elegiría que se pudiese usar el smartphone en clase, lo que vuelve a poner de relevancia que los jóvenes están cada vez más enganchados a la tecnología.

Esto, aun así, choca con otra última respuesta: a la pregunta "crees que no podrías vivir sin...", sólo un 5% eligió el Smartphone. La mayoría aseguro, por suerte, que no podría vivir sin una familia (74%) y sin sus amigos (17%). Sí podría vivir si les faltaran las nuevas tecnologías, pues el correo electrónico y las redes sociales son consideradas imprescindibles para sólo el 4% de los jóvenes.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar

- Cómo luchar contra el acoso escolar

- El 'sexting' y el 'ciberbullying' aumenta el riesgo de depresión

- Impactante vídeo contra el grooming

- El bullying tiene peores consecuencias mentales que el maltrato