Actualizado 20/09/2020 10:42 CET

Apostar por la lactancia materna potencia el desarrollo neuronal del recién nacido

Se descubre un nuevo componente en la leche materna que ayuda al desarrollo neuronal de los recién nacidos.
Se descubre un nuevo componente en la leche materna que ayuda al desarrollo neuronal de los recién nacidos. - ISTOCK - Archivo

Esta no es la primera vez que se tratan los beneficios de la lactancia materna. Dar el pecho reporta efectos positivos tanto en la madre como en el recién nacido. Mucho se ha hablado al respecto y ahora, un estudio desarrollado por la Universidad de Huelva y el Hospital de Riotinto brinda un motivo más para apostar por esta rutina de alimentación en los bebés.

Tal y como indican los especialistas que han desarrollado este trabajo la leche materna contiene una sustancia que es una aliada en el desarrollo neurológico de los bebés. Se trata de la selenoproteína P, que además también interviene en el sistema inmunitario del organismo de los más pequeños. Un hallazgo que permite conocer más acerca de cómo la lactancia beneficia en una buena crianza de los recién nacidos.

¿Qué contiene la leche materna?

Como novedad, este trabajo se ha centrado en analizar las cantidades de los compuestos de la leche materna que recibe el bebé. Fruto de este estudio se ha identificado la selenoproteína P. Previamente, los investigadores habían comprobado que esta sustancia se transmitía a través del cordón umbilical y líquido amniótico, pero se desconocía que pudiera hacerse lo mismo a través del pecho de la madre.

Esta proteína se encarga de enviar el selenio desde el hígado y se trata de un marcador de la cantidad que el organismo posee de esta sustancia. La falta del mismo durante el embarazo se relaciona con algunos problemas como la diabetes gestacional, partos prematuros y un bajo crecimiento del bebé. Además, en otras edades, se ha comprobado su acción contra enfermedades contra el alzhéimer.

"El descubrimiento en la leche del selenio en forma de selenoproteína P abre diversas posibilidades de investigación sobre la influencia de la lactancia en el desarrollo neurológico del bebé, ya que su acción ha sido descrita en enfermedades como el alzhéimer", explica Tamara García Barrera, directora de este estudio, quien añade que también es necesario observar cómo esta proteína y otros compuestos influyen en el desarrollo de los bebés.

Acción antioxidante

La selenoproteína P posee dos propiedades. La primera, como ya se ha dicho, es la de transportar selenio desde el hígado (órgano en el que se sintetiza) a todo el organismo. Conociendo la proporción de esta proteína se puede intuir la cantidad de este mineral en el cuerpo. Por otro lado, también hay que reconocer su capacidad antioxidante, ayudando a prevenir la muerte celular.

Una acción que ya ha sido analizada en otros trabajos. Bien es sabido que la leche materna es una combinación de nutrientes y factores inmunológicos. Las defensas antioxidantes son uno de estos elementos que recibe el bebé a través del pecho. Los resultados indican que durante el proceso de lactancia se incrementa su número, posiblemente como mecanismo de protección de la estructura y función de los nutrientes presentes en este alimento.

Damián Montero

Te puede interesar:

- La alimentación complementaria del bebé

- La lactancia materna vale la pena

- 3 claves de la lactancia materna

- Lactancia materna y vuelta al trabajo

- Mitos de la lactancia materna

Contador