Actualizado 02/10/2021 21:47 CET

Ejercicios recomendados para niños menores de un año

Los bebés deben hacer ejercico y estos son algunas prácticas recomendadas
Los bebés deben hacer ejercico y estos son algunas prácticas recomendadas - ISTOCK

El ejercicio no está restringido para los adultos. Los niños también necesitan moverse para mantenerse en forma. En especiales, en edades tempranas, se vuelve imprescindible esta actividad ya que a través de ella descubren el mundo que los rodea. De hecho es fácil que los padres describan a sus hijos como "un motor que no para", tal y como señalan desde la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Pero el ritmo de vida de los padres, y la necesidad de estar vigilados mientras se mueven, hacen difícil asegurar esta actividad. De esta forma muchos permanecen sentados constantemente o realizan rutinas sedentarias. Con el objetivo de asegurar que los más pequeños de la casa también participen en estas actividades, desde AEP se dan varios consejos con los que asegurar este mantenimiento teniendo en cuenta la edad de los bebés.

Hasta los tres meses

- El bebé tumbado boca arriba, colocar las manos en las plantas de los pies y realizar movimientos de piernas, llevando las rodillas del niño al pecho.

- El bebé tumbado boca arriba, cogerle de las manos y realizar movimientos con los brazos.

- El bebé tumbado boca arriba, poner los pulgares en las manos del bebé, para que los presione, a la vez que se eleva ligeramente.

- El bebé tumbado boca abajo, se estimula su vista con un objeto o juguete que le llame la atención.

- Se puede mover el objeto de un lado a otro, para que mueva la cabeza.
De 3 a 6 meses

- Mover las articulaciones: el bebé tumbado boca arriba, llevarle las rodillas al pecho de forma alterna (como si estuviera pedaleando).

- Estimular el agarre con las manos: el bebé tumbado boca arriba, darle los pulgares para que los agarre. Ir incorporándole con la mínima ayuda posible de la persona adulta, para que consiga ponerse sentado.

- Voltearle: el bebé tumbado boca arriba, con la menor ayuda posible facilitar que se dé completamente la vuelta y desde abajo volver a la posición inicial.

- Agarrar con las manos: darle juguetes de diferentes tamaños, texturas y sonidos para que se los pase de una mano a otra.

- Estimular el equilibrio: coger al bebé por las axilas y llevarle en diferentes direcciones.

Damián Montero

Te puede interesar:

Para leer más

Contador

Para leer más