Actividades extraescolares, cómo encontrar el equilibrio entre la diversión y el aprendizaje

El equilibrio es posible si se busca.
ISTOCK

Comienza un nuevo curso escolar. Con este regreso los niños no solo vuelven a las aulas, también retoman las actividades extraescolares. Prácticas más o menos lúdicas pero con un objetivo: potenciar una habilidad de los más pequeños. En ocasiones encontrar el equilibrio entre el aprendizaje y la diversión es complicado y al final se termina por ver estas ocupaciones como una obligación que causa el rechazo de los más pequeños.

Son muchos los aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de elegir una actividad extraescolar. No solo desde el tipo de práctica que se elige para los más pequeños, sino el horario que le queda para el resto del día, la aportación que tiene para el niño esta ocupación y la cantidad de tiempo libre que tiene para desarrollarse a través del juego.

Organización de las actividades extraescolares

Una actividad extraescolar es una práctica más que se suma a las que ya de por si tiene el niño, como pueden ser los deberes y las clases por la mañana. En este sentido, saber organizar el horario de los más pequeños es muy importante para que pueda haber hueco para todo. Estas son las claves que deben tener los padres, según la Asociación Española de Pediatría, AEP:

- Que los niños dispongan de tiempo para jugar, y que la supervisión de los cuidadores no se convierta en una planificación continua de su tiempo.

- Que las actividades estén orientadas a moverse, interaccionar con otros niños, aprender y no a conseguir resultados y competir. El objetivo de la extraescolar es la de reportar algún beneficio al currículo del pequeño.

- Que sean apropiadas para la edad, que el niño quiera ir, y que no supongan una sobrecarga en su agenda escolar.

- Que al llegar a casa tengan tiempo para descansar. Tanto tiempo ocupados puede terminar por sobrecargar a los más pequeños, un horario de descanso y desconexión también brindará beneficios a los niños.

Cómo acertar con las extraescolares

Como se ha dicho, las extraescolares deben servir para potenciar alguna habilidad o destreza en los más pequeños. Este es el catálogo que existe y que puede ayudar a la hora de elegir, de forma acertada, la ocupación de los niños:

- Extraescolares creativas. Desde un jarrón de cerámica, hasta pintar un cuadro. Estas actividades fomentan su creatividad y fomenta su aprendizaje, fortalece su autoestima y a poner especial cuidado y dedicación en sus tareas diarias. Una buena idea para aquellos que busquen un desarrollo intelectual.

- Extraescolares deportivas. No solo aseguran la práctica de una actividad física, también fomentan valores como el compañerismo y el espíritu de superación.

- Extraescolares intelectuales. Ayuda al aprendizaje del niño mediante nuevos conocimientos y el desarrollo de la mente, al tiempo que los dota del aprendizaje de una destreza intelectual. Dominio de nuevos idiomas, la práctica de ajedrez o fomento de la informática.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Actividades extraescolares deportivas

- Deportes recomendados para niños de Preescolar

- Actividades extraescolares

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.