El bilingüismo temprano queda cuestionado por este estudio

El abanico para aprender un idioma es mucho más grande de lo que se pensaba.
ISTOCK

Aprender un segundo idioma es un requisito indispensable en cualquier currículum. No es de extrañar que muchos colegios apuesten por estas enseñanzas dentro de su catálogo académico. De hecho hay quienes indican que incluir el bilingüismo en la educación de los más pequeños a partir de edades muy tempranas es una buena idea. Pero, ¿es necesario integrar este aprendizaje en estas primeras etapas?

Un nuevo estudio invita a tomarse con calma la inclusión del bilingüismo en el currículum académico de los más pequeños de la casa. Si bien no se niega la importancia de aprender un segundo idioma, desde el Massachusetts Institute of Technology, MIT, se indica que hasta los 18 años hay un amplio margen para adquirir las destrezas idiomáticas necesarias para manejarse con solvencia en dos lenguas.

Bilingüismo o dominio del idioma

Con el fin de determinar hasta qué edad se podían aprender las destrezas necesarias para dominar un idioma, el equipo del MIT recopilaron los datos de 670.000 personas y su dominio del inglés. En esta búsqueda de datos también se tuvo en cuenta la edad a la que estos participantes se sometieron a dicha prueba de nivel.

Al poner en común ambos datos se alcanzó la conclusión de que el periodo de tiempo en el que una persona es capaz de aprender las habilidades idiomáticas para poder manejar una segunda lengua es más amplio. Los miembros del MIT determinaron que este abanico se abre hasta los 17- 18 años antes de que comience un "declive" para conocer estas destrezas.

Eso sí, los investigadores destacan que quizás el nivel que se alcance en las edades más avanzadas no sea el mismo que el logrado si se aprende un idioma antes de los 10 años. A partir de esta edad era menos probable alcanzar las cotas mal altas de estas habilidades. Por ello hay que saber que si se quiere alcanzar un nivel similar al de un nativo sí que es recomendable empezar a edades tempranas.

Como conclusión los responsables del estudio indican que los niños y jóvenes podrían adquirir de forma "correcta y eficaz" un nuevo idioma hasta los 17 y 18 años. Lo que se debe decidir es si se busca un dominio de esta lengua para desenvolverse con un nativo o alcanzar el nivel de este nativo, algo para lo que se recomienda comenzar este aprendizaje antes de los 10 años.

Ayudar en el aprendizaje de un idioma

Si bien el aprendizaje de un idioma puede extenderse hasta los 17-18 años, no se puede negar la importancia que tiene para cualquier currículum académico estas enseñanzas. Un asunto en el que pueden colaborar los padres de las siguientes maneras:

- Dedicar un momento del día a hablar en el idioma que se esté aprendiendo. Por mucha vergüenza que de pensar en ello, se mantendrán las mismas conversaciones sólo que en una lengua distinta, además se interiorizarán palabras de uso común.

- Películas en versión original con subtítulos. ¿A quién no le gusta ver una película o una serie? Hoy muchas plataformas de streaming ofrecen sus series en versión original y se puede añadir subtítulos para poder comprender aquellas palabras que no se entiendan.

- Libros. Si mantener conversaciones fomenta el uso hablado de la lengua, las películas hacen el oído a los nativos que interpretan esos papeles, con los libros se reconocerá la versión escrita del idioma. Una buena fórmula para reconocer frases y otras construcciones.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Los idiomas en España, ¿por qué nos cuestan tanto?

Cómo aprender dos idiomas desde bebé

- Motivos para hacer un curso intensivo de idiomas

El reto de aprender idiomas para los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.