Actualizado 12/07/2021 13:45 CET

Método en 5 pasos para enseñar a los niños a ordenar

5 Pasos Para Que Los Niños Tengan Sus Cosas Ordenadas
5 pasos para que los niños tengan sus cosas ordenadas - ISTOCK

Al pensar en orden y niños puede que nos venga a la mente juguetes tirados por todos los rincones, esfuerzos poco eficaces para que ordenen, y una sensación de caos. Como padres intentamos que nuestros hijos sean ordenados, pero ¿les enseñamos la manera de hacerlo?, ¿invertimos tiempo en educarles en este valor?

Cuando pregunto a los padres si les gustaría que sus hijos fueran ordenados todos responden que sí, en cambio muy pocos o ninguno les enseña la manera de hacerlo. Pensamos que es algo que aprenderán de manera autónoma y esto es un error.

Si queremos fomentar en los niños valores como la responsabilidad, la autonomía o la confianza, tenemos que empezar por el orden. Ese orden exterior les ayudará a ir estructurando sus ideas, sus pensamientos y a ir adquiriendo muchas otras habilidades de vida.

Más allá de poner el foco en que todo quede en su lugar, debemos ponerlo en los valores que les va a aportar y en que entiendan el proceso como algo lógico y razonable.

¿Cuándo debemos comenzar a enseñar a los niños a ordenar?

Lo mejor es observar al niño y ver sus propias capacidades. De manera general, entre los dos y tres años es un buen momento para enseñarles a ordenar, tienen cierta autonomía y empiezan a comprender las razones por las cuales les pedimos cosas.

Sin embargo, hay una etapa clave que es cuando el niño se encuentra en el período sensible del orden. Esta etapa la podemos apreciar desde el primer año de vida hasta los cuatro años. Durante esta etapa la naturaleza dota al niño de una sensibilidad especial hacia el orden. Necesitan de ese orden exterior para ir estructurando su mente y lo van a aprender de manera natural, espontánea, sin esfuerzo, disfrutando de ello. Una gran oportunidad.

Si bien es verdad que nunca es tarde para comenzar, con el paso de los años hay que tener voluntad y hacer un mayor esfuerzo para aprender y obtener el hábito.

Un método eficaz y divertido para educar en el orden

Método eficaz y divertido para educar en el orden

La educación basada en modelos autoritarios o permisivos no nos va a ayudar en nuestra labor de enseñarles a ordenar. Debemos pensar en cómo influirá en un futuro nuestra manera de actuar. Si recogemos siempre los juguetes por ellos o si les exigimos que los recojan "¡porque lo digo yo!" simplemente nos estamos quitando un problema de encima, pero no habrá aprendizaje para ellos y por tanto el dia de manana no podemos pedirles que sean ordenados. Los ninos necesitan límites, pero también mucho amor, y en la combinación de ambos está la clave.

Cada uno de nosotros tenemos nuestra propia creencia sobre el orden. Puede que no nos guste, que nos parezca una obligación o que no sepamos hacerlo de una manera eficaz. Propongo cambiar esta mirada y hacer del orden un juego más. Para ello, debemos no solo saber organizar su espacio, sino también entender el comportamiento de los niños, aprender herramientas de comunicación, darles responsabilidades desde que son pequeños, hacer un consumo responsable para que por último, lleguen a interiorizar el orden de una manera natural.

5 pasos para empezar a transmitir el valor del orden: el método

Cómo transmitir el valor del orden a los niños

1. Predica con el ejemplo: para los mas pequeños somos un modelo de conducta, el espejo en el que mirarse. Los niños tienen una gran capacidad de observación y si ellos ven orden no solo a nivel espacial sino también en nuestra manera de actuar será mucho más facil que lo reproduzcan. De poco servirá que yo le diga que recoja sus juguetes si continuamente ve falta de orden a su alrededor. Nuestro ejemplo será más valioso que todas las órdenes que les podamos dar.

2. Se concreto y conciso: tendemos a dar ordenes genericas a los niños como "recoge tu cuarto", "ordena tu ropa", y muchas veces los niños no saben que es lo que les estamos pidiendo ni como lo tienen que hacer. Para ellos ordenar la ropa puede ser dejarla toda junta en un rincón. Frases más precisas como "¡ahora doblamos la camiseta de esta forma y la guardamos en el cajón!" o "¡vamos a colocar todos los cuentos en la estantería!" serán mucho más eficaces. Una buena comunicación basada en el respeto mutuo y en la colaboracion será clave.

3. Organiza su espacio: coloca todo lo que vaya a utilizar a su altura. A veces, los niños no son ordenados simplemente porque no ponemos a su alcance todos los medios para que puedan serlo. Si no llegan al estante donde tienen los cuentos dificilmente podran ordenarlos. Definid juntos un lugar para cada cosa. Esto les ayudara a saber donde localizar algo y poder devolverlo a su lugar. Para facilitárselo, poned letreros o dibujos que identifiquen el contenido.

4. Motívale: fomentar su motivación en cada paso que dan es algo esencial para que vayan ganando confianza en sí mismos y se sientan preparados para seguir avanzando. Fíjate en todos los progresos que va haciendo, por muy pequeños que te parezcan. Reconoce el esfuerzo empleado, la estrategia, la perseverancia o haber aprendido de un error. Emplea frases como "¡veo que los juguetes están en su sitio!", "¡te has esforzado y ha quedado recogido!" o "¡gracias por tu ayuda!".

5. Conviértelo en un juego: para los niños el juego es un gran método de aprendizaje. Es la manera que tienen de descubrir el mundo. ¿Qué mejor manera que aprovechar el juego para enseñarles a ordenar? Nos toca tener mucha paciencia y conectar al máximo con ellos. Nuestra actitud será determinante y para ello podemos emplear canciones, paneles visuales, juegos, preguntas, el sentido del humor... Y siempre podemos preguntarles que forma divertida se les ocurre para devolver todo a su lugar. Quizás te sorprendas de los resultados.

Adquirir la habilidad del orden requiere de un proceso. Debemos tener mucha paciencia y flexibilidad, debemos ajustar nuestras expectativas y tener en cuenta las capacidades de cada uno.

Confía en los niños, llega a acuerdos con ellos, implícalos en la toma de decisiones, dales responsabilidades, ¡y piensa en todos los valores que te gustaría que tuvieran el día de manana. El tiempo que inviertas hoy tendrá sus frutos en el futuro.

Patricia Ferrández. Organizadora profesional, fundadora de Armonia Home y autora del libro Enseña a tus hijos a ser ordenados. Un método eficaz y divertido para alcanzar la armonía familiar

Te puede interesar: 

El orden y su importancia en la educación infantil

Educar en el orden: los encargos

- 5 trucos para enseñar a tus hijos a ser ordenados

- Niños ordenados, cómo educar en el orden